Editorial

jueves 11, marzo 2021 • 12:00 am

Volver a la normalidad es responsabilidad de todos Hace un año vivíamos el inicio de difíciles medidas ante la pandemia, ahora se busca volver a la normalidad, pero no hay que bajar la guardia.

Compartir

Hace un año que la pandemia de coronavirus llegó a El Salvador y el gobierno impuso medidas de prevención que en gran parte aún vivimos. Fueron semanas difíciles, se suspendieron las clases, se cerraron fronteras y aeropuertos, se establecieron centros de contención bajo condiciones bastante criticables y luego se impuso un confinamiento por varios meses.

La vida ha empezado a normalizarse desde agosto pasado y los contagios de coronavirus se han mantenido bastante estables. La mascarilla se ha vuelto de uso generalizado entre los salvadoreños, así como el uso de alcohol gel y el distanciamiento social.

El gobierno anunció ayer el reinicio de clases semipresenciales a partir del 6 de abril y eso es un paso positivo para ir recuperando, de manera general, la vida normal como la conocíamos antes de la pandemia. Pero para todo eso necesitamos de mucha responsabilidad colectiva. Cuidarse como personas y como sociedad es vital para que no haya un rebrote que haga retroceder a las medidas tan difíciles y molestas que tuvimos que afrontar en 2020.

Uno de los sectores donde las autoridades deben poner mayor cuidado es en el transporte público de pasajeros. Ya se ve una gran cantidad de motoristas sin mascarillas, unidades de transporte saturadas de gente sin ningún distanciamiento y las medidas recomendadas por el gobierno simplemente no se acatan.

El país solo va a recuperarse de la crisis económica actual con una vuelta a la normalidad sin bajar la guardia ante la pandemia, con una vacunación rápida y efectiva y con la responsabilidad colectiva para cuidarnos permanentemente.