Política

Vivanco dice Bukele miente y agrede a la prensa Presidente salvadoreño señala que "es mentira" que haya solicitado reunión al equipo Biden.

Yolanda Magaña

viernes 12, febrero 2021 • 9:18 pm

Compartir

El director ejecutivo de la división de las Américas de la organización Human Right Watch (HRW), José Miguel Vivanco, aseguró hoy en Twitter que en Washington es ampliamente conocido que el presidente salvadoreño pidió reuniones con funcionarios de Biden.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, descartó en una reunión privada con el cuerpo diplomático que haya solicitado una reunión con el equipo del mandatario estadounidense.

Bukele aseguró que ya no se puede creer en los medios internacionales, luego de que la agencia de prensa The Associated Press publicara que intentara fallidamente acercamiento con el personal de Biden.

Como es habitual, @nayibbukele reacciona con mentiras y agresiones ante la prensa. Aquí en Washington es ampliamente conocido que Bukele estuvo en la ciudad durante dos días y pidió reuniones con funcionarios de la administración Biden. Y se regresó con las manos vacías. José Miguel Vivanco, director de Human Right Watch.

El gobernante salvadoreño reunió a los embajadores acreditados en El Salvador para expresarles que la Asamblea Legislativa intentó un golpe de Estado en su contra, al ver dos piezas de correspondencia que solicitaban su destitución.


Además, descartó que haya solicitado reuniones con el gobierno de los Estados Unidos. "No, gracias, no me quiero reunir con alguien ahorita", expresó.

No podemos confiar en los medios internacionales. Por ejemplo @AP dijo que había ido a Estados Unidos a pedir una reunión con el Presidente Biden y que me la negaron. Eso es mentira, aquí está el jefe de misiones de Estados Unidos y lo puede corroborar. Nayib Bukele, presidente de El Salvador.

El mismo día, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) anunció una misión a El Salvador.

Por su parte, la Asamblea ha denunciado autoritarismo por la toma de la Asamblea Legislativa el 9 de febrero y fomento al odio, por asesinatos ocurridos el 31 de enero.