Editorial

miércoles 4, julio 2018 • 12:00 am

Visión de nación a la hora de elegir a los magistrados

Compartir

Este martes han terminado las entrevistas a los 30 candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia, un proceso que ha generado profundas críticas debido a su superficialidad y la falta de verdaderos cuestionamientos sobre líneas jurisprudenciales, trayectorias y el grado de independencia de los potenciales jueces.

Como muestra de esas falencias en el proceso, un medio revelaba ayer que uno de los candidatos ni siquiera había obtenido un doctorado del que presumía en la hoja de vida que entregó a los diputados y al Consejo Nacional de la Judicatura.

Tras concluir la fase de entrevistas, la subcomisión Política deberá elaborar un informe sobre el desempeño de los candidatos en las entrevistas y su formación académica. Pero esos criterios no deben ser suficientes. La independencia de los futuros magistrados y su compromiso con la institucionalidad democrática, la Constitución, los derechos y libertades fundamentales de los salvadoreños, deben ser evidentes.

El informe lo recibirá luego la Comisión Política que deberá emitir dictamen y luego la Asamblea Legislativa deberá elegir a los nuevos magistrados, de los cuales cuatro son para la Sala de lo Constitucional y uno para la Sala de lo Civil.

Hay que esperar que prevalezcan la sensatez y la visión de nación a la hora de elegir a los cinco nuevos magistrados.