Movimientos feministas se reunieron en el Monumento a la Constitución para exigir justicia por el Caso de Victoria. /Foto: AFP.

Nacionales

Victoria escapó de la violencia de género en El Salvador para morir a manos de policías mexicanos

Gabriela Villarroel

martes 30, marzo 2021 • 3:01 pm

Compartir

Victoria Salazar salió de El Salvador hace cinco años, huyendo de la violencia de género. Su llegada a México como refugiada, sin embargo, no la protegió de la violencia feminicida: fue asesinada a manos de cuatro policías mexicanos en la ciudad de Tulum, Quintana Roo.

El registro oficial de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), reveló que Victoria ingresó a México a inicios de septiembre de 2017. El país norteamericano la acogió como refugiada en noviembre y fue notificada en diciembre de ese mismo año, según reporta el periódico mexicano Reforma.

Según su expediente en la Comisión, se extendió su refugio "por motivos de género", aseguró Andrés Ramírez, director de la Comar. 

En 2017 no se registraban (en la Comar) con precisión los motivos de refugio, en el expediente sólo se indica por motivos de género". Andrés Ramírez, director de la Comar.

Victoria era originaria de Sonsonate, al occidente del país. Según consta en su expediente, llegó a México por el río Suchiate e inició su procedimiento de asilo en la ciudad sureña de Tapachula, Estado de Chiapas.

La salvadoreña llegó sola a México, pero luego mandó llamar a sus dos hijas, de 15 y 16 años. La familia de Victoria ya externó su preocupación por el estado de ambas menores, que siguen solas en territorio mexicano.


"Victoria necesitaba protección"

El director de la Comar condenó la muerte de Victoria, quien por su calidad de refugiada "tenía todos los derechos de un ciudadano mexicano", a excepción de los derechos políticos.

Era una persona que llega huyendo por cuestiones de persecución, que lo que procura es protección internacional y procura tener en nuestro país la protección que no obtuvo en el suyo". Andrés Ramírez, director de la Comar.

El asesinato de Victoria provocó indignación mundial esta semana, después que medios mexicanos publicaran un video en el que se aprecia cómo tres policías la sostienen contra el suelo; una de ellos, con la rodilla sobre su espalda.

Un cuarto policía, además, observa el procedimiento y luego ayuda a mover el cuerpo sin vida de la salvadoreña sobre la cama de un pick-up. El director de la Policía de Tulum fue destituido del cargo, y los agentes involucrados ya están siendo investigados.

Una autopsia de peritos forenses de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo reveló que Victoria murió asfixiada, después que la presión le rompiera dos vértebras de la columna vertebral.

Hasta el momento, la Comar no tiene constancia del paradero de las hijas de Victoria, debido a que ninguna se había registrado como refugiada.

Durante 2017, la Comar registró alrededor de 14,000 personas refugiadas, mientras que en este 2021 se superaron los 13,000 tan sólo en enero y febrero.