El sector servicios es el más golpeado por la crisis del nuevo coronavirus. /DEM

Economía

Ventas de empresas caen 75 % por emergencia del Covid-19 Ocho de cada 10 empresas han visto cómo sus ventas se han caído en más del 75 %, según un sondeo de Camarasal.

Uveli Alemán

lunes 30, marzo 2020 • 12:44 pm

Compartir

A medida avanza el nuevo coronavirus la economía sigue ahogándose en un entorno nacional e internacional cada vez más complicado. De esa forma, en menos de un mes, ocho de cada 10 empresas en El Salvador aseguran que sus ventas disminuyeron en más del 75 %.

Este dato es el resultado de una encuesta que presentó este lunes la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal), fundamenta en la percepción de 301 empresas socias entre el 17 y 23 de marzo de 2020. Es decir, que el levantamiento de información se realizó antes de la agudización de las medidas restrictivas, indicó Federico Hernández, director ejecutivo de la gremial.

La Camarasal, constituida en un 90 % por pequeñas y medianas empresas -mypes-, concluyó que el 85 % de los encuestados asegura que sus ventas han disminuido a raíz de la emergencia por el Covid-19. Un 13 % dice que se mantiene el nivel de comercialización y un 2 % observa un incremento.

El sondeo revela que el sector servicio es el más golpeado por al crisis, pues seis de cada 10 empresas que se dedican a este rubro aseguran que sus ventas han caído en más del 75 %. En esta cadena se incluye turismo con sus diferentes ramas de operación como hoteles, operadores, guías, etc.

Al consultar qué otro impacto ha causado la emergencia en el desempeño de las empresas, el 38 % de los empresarios indica que han reducido sus operaciones y 22.6 % observa un incremento en los costos.


 

Un 19.6 % de las empresas está experimentando problemas para adquirir bienes y servicios. El director ejecutivo consideró que esto es un reflejo de los obstáculos logísticos de los principales socios comerciales de El Salvador -Estados Unidos, Centroamérica y China-. “Esto obviamente ha tenido un impacto porque provoca una serie de retrasos en la entrega de insumos, incremento de costos y, en algunos casos, desabastecimiento”, sumó.