Editorial

sábado 24, junio 2017 • 12:00 am

Venezuela, el Estado de derecho desmantelado

Compartir

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, hasta hace unos meses aliada y cómplice del régimen de Nicolás Maduro, dijo esta semana que en Venezuela se “está desmantelando el Estado de Derecho, estamos en un Estado de terror”.

Demasiado tarde se dio cuenta Ortega Díaz de que desde que Hugo Chávez llegó al poder, Venezuela destruyó todas sus instituciones democráticas para instaurar una dictadura, hoy en las manos de Nicolás Maduro.

El desastre político, económico y social de Venezuela tiene que ver con la incapacidad del llamado Socialismo del Siglo XXI de administrar los bienes públicos con eficiencia, transparencia y vocación democrática. Chávez primero y ahora Maduro, han destruido Venezuela desde sus cimientos.

El chavismo-madurismo controla todas las instituciones que simplemente son obedientes y carecen de la más mínima independencia, gobiernan bajo la sombra militar y una corrupción desmedida, violando los derechos humanos y las libertades fundamentales. Seguir hablando de diálogo en Venezuela, como ha pretendido el gobierno salvadoreño en la OEA, junto a otros aliados de Maduro, es ser cómplice de todos estos abusos. Lo único admirable que queda en Venezuela es un pueblo que no se cansa de luchar por restaurar su democracia y su libertad.