Editorial

martes 13, abril 2021 • 12:00 am

Venezuela, cómo hundir un país en la miseria El país con la mayor reserva de petróleo del mundo, ha sido convertido en el más pobre del continente gracias al fracaso de su regimen

Compartir

Si hace 25 años a los venezolanos se les hubiera advertido que tendrían un régimen político que hundiría al país en un caos político, social y económico donde desaparecería la democracia, escasearían alimentos y medicamentos esenciales y convertirían al  país en el más pobre del continente, muy pocos hubieran considerado esa posibilidad como realista.

A 22 años que Hugo Chávez asumiera el poder y que su heredero político, Nicolás Maduro consolidara la dictadura del llamado Socialismo del Siglo XXI ha ocurrido lo que se veía venir: Venezuela es el país más pobre de las Américas, a pesar de tener las reservas mundiales de petróleo más grandes del mundo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) informó la semana pasada que Venezuela tendrá el peor récord del continente con una contracción de un 10% en la economía, quedando como el país más pobre de América. Esta cifra se une al 30% de la caída del producto interno bruto (PIB) en 2020 y un pronóstico de caída de 5% para 2022.

Por increíble que parezca, Venezuela tendrá en 2021 un ingreso per cápita menor que el de Haití, Honduras y Nicaragua, los tres países históricamente más pobres de América Latina. El ingreso per cápita de Haití en este 2021 será de 1.938 dólares, según el FMI, y el mismo indicador para Venezuela será de 1.541 dólares.

Entre 2013 y 2020, Venezuela vio retraido su Producto Interno Bruto en un 80 %, una cifra escalofriante para cualquier país. Pero el resultado es el guión de un regimen que volvió una nación próspera y democrática en un lugar miserable gobernado por canallas.