Nacionales

Vendedores informales se quejan por no recibir subsidio y amenazan con abrir puestos

Redacción WEB-DEM

lunes 30, marzo 2020 • 10:12 am

Compartir

Vendedores informales protestaron esta mañana afuera del Centro de Atención por Demanda (CENADE) de San Salvador, por no ser incluidos entre las personas que recibirán el bono de $300 que anunció el gobierno para los afectados por la pandemia del coronavirus.

El CENADE de San Salvador lució abarrotado de personas, que intentaron consultar sobre el proceso para poder obtener el beneficio, debido a la aglomeración de personas en estos centros, el presidente Nayib Bukele ordenó el cierre de todos los CENADE.

La decisión provocó la molestia de las personas, que manifestaron haber llegado desde horas de la madrugada para esperar ser atendidos.

Principalmente las quejas surgieron del sector de vendedores informales, quienes consideraron que la entrega no se está realizando a las familias que más lo necesitan como indicó el gobierno.

"Se está manejando mal (entrega de bono) porque él (Nayib Bukele) dijo que era para familias que en verdad lo necesitaban y aquí las familias que no necesitan son los que han recibido el dinero", se quejó una vendedora.

También Marta Concepción Menéndez, de 65 años, cuestionó por qué han sido beneficiadas unas personas y otras no. "Tenemos hambre, desde las 3:00 de la mañana estamos aquí sin comer. ¿Por qué a la gente que tiene pisto le ha salido? Donde yo alquilo le ha salido a la señora el dinero y nosotros qué. No somos nada", dijo la María visiblemente afectada, quien fue atendida por Comandos de Salvamento tras presentar una crisis hipertensiva.

Por su parte, Angélica Montoya, quien también se desempeña como vendedora informal, advirtió que de no recibir el bono que prometió el gobierno, abrirán sus negocios.

"Hay gente que hasta se ríe y dice ahí están los tontos, la misma policía se ha reído de nosotros. Qué dijo uno: a los que recibieron el subsidio delen gracias a Dios y a los que no no, sabe qué le dije, a los que no hemos recibido el subsidio estamos aguantando hambre en las casas, tenemos que pagar el alquiler de donde nosotros vivimos, por lo menos yo vivo en un mesón, cómo puedo hacer para darle de comer a mis hijos. Nadie, solo yo. Aquí hay dos opciones o nos empiezan a colaborar a la gente que somos informal, a la gente que somos del sector informal con respecto a lo del subsidio, o simple y sencillamente todos vamos a abrir nuestros puestos y vamos a empezar a trabajar porque no nos vamos a morir de hambre", aseveró.

Bukele manifestó que quienes consultaran en el sitio habilitado para verificar si eran elegibles para recibir el subsidio, podrían acercarse a los CENADE, donde se atenderían sus solicitudes. Sin embargo, la demanda ha sido tanta que el mandatario decidió cerrar estos lugares para no exponer a la población al contagio del Covid-19.