Foto: DEM

Nacionales

Vendedores informales causan disturbios por supuesto decomiso de mercadería CAMST asegura que continuará aplicando ordenanza municipal, y solicita a la PNC "intervenir para evitar mayores incidentes".

Gabriela Villarroel 

domingo 13, mayo 2018 • 1:31 pm

Compartir

Un grupo de vendedores informales cerraron este domingo un tramo de la carretera Panamericana en los alrededores del Mercado Municipal de Santa Tecla, denunciando el retiro de mercadería por parte del Cuerpo de Agentes Municipales (CAMST).

Según reporta la Alcaldía de Santa Tecla, los vendedores "no autorizados por la administración municipal", realizaron una serie de disturbios después que los agentes retiraran obstáculos puestos por vendedores, que buscaban reservar espacio o guardar sus productos.

Raquel Juárez, vendedora del mercado central, explicó que "hay más de 92 vendedores afectados, que han perdido mucha mercadería", y recalcó que esperan que las autoridades comprendan "la situación de las familias que buscan el sustento diario".

La localidad, mientras tanto, lanzó un comunicado en el que afirma que, "de acuerdo con la Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana y Contravenciones Administrativas del Municipio de Santa Tecla, en su artículo 25, se procedió a decomisar todo elemento situado sobre la calle y aceras que obstaculizaban la libre circulación".

"El CAMST únicamente está cumpliendo con lo establecido por la ley y en ningún momento está quitando a ningún vendedor de sus puntos de ventas autorizados, ni decomisando mercancía a comerciantes que cumplen con los requisitos", afirman.

Asimismo, las autoridades afirman que el CAMST continuará aplicando la ordenanza municipal, y solicitan la intervención de la Policía Nacional Civil (PNC) "para evitar mayores incidentes, pues personas ajenas están incitando a la violencia y dañando edificios privados y públicos".

Agentes del CAMST aseguran que las ventas generan circulación lenta a quienes transitan por la zona, lo que ha derivado en denuncias ciudadanas. "Muchos de los que están vendiendo por aquí no viven en el municipio y no pagan impuestos", explicó un agente.