Al menos 11 sacerdotes han muerto por covid-19 en El Salvador, según ha confirmado la iglesia católica; ayer, a través de una carta al clero, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, confirmó la muerte de 10 sacerdotes a causa de la enfermedad, tres en la última semana.

Nacionales

Unos 11 sacerdotes han muerto por covid-19 según arzobispado Una carta del arzobispo de San Salvador a los sacerdotes confirma la muerte de una decena de ellos.

Gabriela Palacios / Iliana Cornejo

miércoles 13, octubre 2021 • 4:30 am

Compartir

Al menos 11 sacerdotes han muerto por covid-19 en El Salvador, según ha confirmado la iglesia católica; ayer, a través de una carta al clero, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, confirmó la muerte de 10 sacerdotes a causa de la enfermedad, tres en la última semana.

A esta decena, se le añade la muerte del sacerdote franciscano, Flavián Mucci, fundador de Ágape, quien murió el 25 de septiembre pasado en el Hospital El Salvador, producto de la infección por SARS-CoV-2.

En la carta a los sacerdotes, Escobar confirma la muerte de los sacerdotes Mauricio Saravia, el pasado viernes, y quien fuera el párroco de Monte San Juan, en el departamento de Cuscatlán.

También, el domingo se confirmó la muerte del padre César Eliseo Sánchez, de la diócesis de Zacatecoluca y  el padre Erick Muñoz, cuya muerte se confirmó el lunes; este último era párroco en la iglesia Inmaculada Concepción de María, en Ciudad Arce y falleció en el hospital Nuestra Señora de Fátima, de Cojutepeque.

Estos tres sacerdotes han fallecido en la última semana y forman parte de los 11 pastores de la iglesia católica que han muerto por covid-19

En julio del año pasado falleció el padre Roberto Urrutia, quien prestaba servicios en la iglesia San Francisco, de San Salvador. También el padre Santiago Piccineli, Wilfredo Vásquez, Patxi Loidi, Estefan Turcios, Roberto Van Den Hande y Luis Hernández.

En el ejercicio de su ministerio les pido que tengan sumo cuidado por ustedes mismos y por nuestros hermanos, a quienes atendemos y debemos proteger de todo contagio”. José Luis Escobar, arzobispo de San Salvador

En su carta, el arzobispo de la iglesia católica pide a los sacerdotes cumplir las medidas para evitar contagios.

“Sé muy bien que todos quisieran estar en primera línea sirviendo a los necesitados y de manera especial a los enfermos de covid-19. Todos sabemos que es un alto riesgo combatirlo sin los instrumentos propios para una batalla contra esta fuerza del mal. Les ruego encarecidamente guardar todas las medidas de seguridad”, agrega en la misiva.

El arzobispo también pide a los sacerdotes de todas las parroquias que en la medida de lo posible, hagan acciones solidarias: distribuyan canastas básicas a las familias afectadas y ayudar con medicamentos.

 

No reuniones.

A raíz de los contagios y muertes de sacerdotes, la diócesis de San Salvador ordenó suspender las reuniones presenciales por 30 días, hasta el próximo 12 de noviembre.

“En todas las parroquias de la diócesis, incluyendo a todos los movimientos apostólicos, comunidades católicas que están bajo nuestra jurisdicción: Quedan suspendidas todas las reuniones presenciales, es decir: reuniones de comunidades y grupos apostólicos, asambleas, retiros y convivencias; y todo lo que conlleva reunión de fieles que los ponga en peligro de contagios. Les pido que en la manera de lo posible esas actividades realicen virtualmente”, ordena el obispo Escobar en la carta sacerdotal.

Sin embargo, sí se realizarán de manera presencial las misas diarias, bautismos, confirmaciones, confesiones y matrimonios, para ello, pide que se mantengan estrictas medidas de bioseguridad y reitera la petición a los sacerdotes de entregar la comunión en la mano, a los fieles.

Hasta ayer, el Ministerio de Salud confirmaba la muerte de 3,405 personas en toda la pandemia y 14,291 casos activos de covid-19, de estos, al menos 722 están graves y 323 en situación crítica por covid-19, pero los datos no han sido actualizados.

 

¿Qué cambiará en la diócesis de San Salvador?

Hasta el 12 de noviembre, el obispo Escobar pide a las parroquias las aglomeraciones.

 

  1. Reuniones presenciales

Suspendidas. Todas las reuniones de comunidades y grupos apostólicos, asambleas, retiros, convivencias que generen aglomeraciones. La diócesis pide que se hagan virtualmente durante 30 días hasta el 12 de noviembre.

 

  1. Sacramentos

Que se harán presenciales. La iglesia mantendrá las misas diarias, bautismos, confirmaciones, confesiones y matrimonios, bajo medidas estrictas de bioseguridad, para evitar contagios.