Editorial

jueves 15, junio 2017 • 12:00 am

Una oportunidad para despejar las dudas con EE.UU.

Compartir

Los países del Triángulo Norte de Centroamérica, duramente afectados por la inseguridad y la migración de sus ciudadanos encaran desde este jueves la oportunidad de aclarar sus dudas y expectativas con la administración Trump.

Ayer inició la llamada Conferencia para la Prosperidad y Seguridad en Centroamérica y a ella asiste el vicepresidente estadounidense, Mike Pence y se espera que el Triángulo norte exponga sus preocupaciones ante la incertidumbre que ha traído la era de Donald Trump. Lamentablemente por razones de salud, el presidente salvadoreño no asiste a tan importante cita.

Las políticas de la administración Trump golpean fuertemente a la región en los temas migratorios y de cooperación. Tanto El Salvador como Honduras tienen sobre su cuello la amenaza de cancelación del TPS, que beneficia, en nuestro caso, a cerca de 200 mil connacionales.

Pero además, queda la duda si la administración Trump continuará la cooperación en la lucha contra la criminalidad, en la llamada “Alianza por la prosperidad” e incluso en la existencia del Tratado de Libre Comercio (Cafta). Esta es una oportunidad para resolver esas dudas y recuperar una relación bilateral y regional histórica que no debemos deteriorar por ninguna calentura ideológica.