Escena

Una noche de Fe y esperanza se vivió en el vigésimo primero Banquete del Amor La Asociación Ágape El Salvador celebró su tradicional cena a beneficio de cada una de las obras que realiza, entre las que se destacan la ayuda a niños, mujeres y ancianos.

Ulises Iraheta

viernes 18, mayo 2018 • 10:23 am

Compartir

 

 

En el marco de su 40 aniversario, Ágape El Salvador realizó el vigésimo primer Banquete del Amor de forma consecutiva, en el que, de forma simbólica, se reparte pan y vino conmemorando el pasaje bíblico de la ultima cena de Jesús. La conmemoración contó con la presencia de las diferentes familias empresariales del país, así como de invitados especiales, que, con su aporte económico, han ayudado a cada una de las obras benéficas que la Asociación Ágape realiza.

La ceremonia no contó con las palabras del presidente de la Asociación Flavian Mucci, esto por un proceso de recuperación tras un reciente trasplante de riñón; en su nombre, las palabras de bienvenida y bendición de los alimentos fue precedida por el padre Jack William Hoak, Director General de Ágape.

“Ágape ha tenido un crecimiento en su área social, hemos ofrecido atención a la gente con enfermedades renales. En nuestra clínica de hemodiálisis se trata un alrededor de 80 personas semanalmente”, destacó durante el discurso, el padre Hoak.


Asimismo, detalló que la asociación cuenta con diversos programas de atención a las poblaciones más vulnerables del país, entre las que se encuentran: Comedor Abierto, brindando alimentación durante tres veces al día; Casas Hogar, brindando techo para adultos mayores; Clínica de Salud Francisco Asís, otorgando salud a jóvenes, niños y adultos; Centro de Hemodiálisis, brindando atención inmediata a personas con enfermedades renales; Centro de atención Infantil, otorgando un cuidado integral a cada niño; entre otros, los cuales según el padre Jack Hoak, no fueran posibles sin el patrocinio de las diversas empresas y organizaciones.

“Nuestro trabajo es gracias a la ayuda y la confianza de las personas que son representantes de las empresas y de otras organizaciones. Ellos confían en nosotros para que con su apoyo podamos realizar cada obra”, dijo Hoak.

Durante la cena se realizó la entrega de medallas a cada uno de los representantes de una de las empresas y organizaciones, esto como un agradecimiento simbólico a sus contribuciones y un llamado a seguir el legado del trabajo de la asociación.

El trabajo de Ágape es dar sin esperar recompensa…ayudar a los más necesitados con la ayuda y confianza de las diferentes empresas y organizaciones, aquí presentes”
Padre Jack Hoak
director de Ágape