Editorial

sábado 17, agosto 2019 • 12:00 am

Una decisión para proteger a los niños migrantes en EE.UU. Es increíble que la administración Trump no quisiera proveer de alimentos e higiene a los menores.

Compartir

Da tristeza pensar que fue necesaria la orden de una corte federal estadounidense para hacer entender a la administración Trump de la necesidad de proveer con alimentos y artículos de aseo a los niños migrantes -la inmensa mayoría centroamericanos- detenidos en la frontera sur de ese país. Eso no es el Estados Unidos que presumía de ser la tierra de la libertad.

Resulta increíble el nivel de xenofobia y racismo de la administración Trump. Hace unos meses vimos a una funcionaria del ejecutivo norteamericano alegando que no era requisito dar a los niños artículos de aseo y tampoco garantizarles condiciones adecuadas de temperatura, así como un lugar para dormir, comida y agua.

En otras palabras, lo que una corte federal de apelaciones de Estados Unidos sentenció es garantizar los más esenciales derechos humanos para estos menores  y ordenaron que las autoridades migratorias deben “asegurar que los niños coman suficiente comida comestible, que beban agua limpia, que estén alojados en instalaciones higiénicas, con baños limpios, que tengan jabón y pasta de dientes y que no estén privados de sueño constituyen sin duda condiciones esenciales de la seguridad de un niño”. Increíble que una corte tuvo que decirlo para hacer entender algo tan elemental.