Editorial

viernes 24, agosto 2018 • 12:00 am

Una condena inédita contra pandilleros

Compartir

Un juzgado especializado impuso esta semana una inédita condena contra la Mara Salvatrucha como organización terrorista y declaró culpables a 61 de sus integrantes involucrados en la llamada “Operación Jaque”.

La condena establece no solo la calidad terrorista de esa banda delincuencial sino también que sus principales cabecillas dirigieron gran cantidad de delitos desde los centros carcelarios. Los delincuentes recibirán penas que van desde los cuatro años hasta los 350 de prisión.

El juez especializado estableció que los actos de terrorismo se comprueban porque tienen una jerarquía y una disciplina, además “medios idóneos” para cometer hechos violentos, que al final “llevan a difundir terror”, esta decisión del juez es un precedente positivo en la lucha contra estas bandas.

Es grave también que se haya comprobado que esta pandilla tiene una “red de inteligencia”, que algunas veces funciona mejor que la de las mismas autoridades del Estado salvadoreño.

En lo que sí el juez exoneró a los delincuentes fue el tema del lavado de dinero, una lástima porque fue un asunto que empujó firmemente la Fiscalía ya que golpeaba al brazo financiero de esta pandilla, a los que les incautaron prostíbulos, moteles, talleres mecánicos, autobuses, restaurantes, vehículos, armas de fuego y dinero en efectivo.