Editorial

lunes 25, junio 2018 • 12:00 am

Una alianza electoral en una nebulosa

Compartir

El anuncio de una alianza electoral entre el partido Cambio Democrático  (CD) y el exalcalde capitalino, Nayib Bukele, no fue ninguna sorpresa. Durante semanas circulaba la información de la negociación política entre ambas partes y el anuncio solo vino a confirmarlo.

El CD, que siempre se vendió como un partido de “izquierda democrática”, ya estuvo aliado con el FMLN para llevar a Mauricio Funes a la presidencia y ha hecho varias coaliciones con el oficialismo. Están acostumbrados, pues, a ser apéndices políticos de otras fuerzas y hace rato que carecen de independencia. Ahora el CD se ha lanzado a una nueva aventura con un candidato que en gran medida es la antítesis de todo lo que han predicado durante sus años de existencia y está rodeado de gente cuestionable que vienen de la derecha y de la izquierda. Deberían recordar cómo Bukele ha abandonado a todos sus aliados en el pasado reciente.

Se trata de un candidato que no tiene un programa de gobierno conocido, que no responde preguntas a periodistas independientes y tiene un discurso que amenaza permanentemente la libertad de prensa. Además, es una nebulosa en términos de programas económicos e institucionalidad democrática y ha llegado a los extremos de amenazar al fiscal general.

El hambre de poder de ambas partes los ha llevado a esa alianza política que de ganar, será un desastre anunciado para el país.