Editorial

viernes 26, febrero 2021 • 12:00 am

Un voto por conciencia no por emociones La decisión que tome usted este domingo en las urnas tendrá un impacto sobre la vida nacional y la vida personal. reflexione al votar

Compartir

Este domingo vamos a elegir una nueva Asamblea Legislativa y 262 alcaldes y concejos municipales. Es la expresión más evidente de la democracia representativa, un sistema político que, aunque imperfecto, ha probado ser el mejor sistema para la sociedad salvadoreña.

Ejercer el voto, no solo es un derecho fundamental  sino una obligación para mantener nuestro sistema democrático, para exigir cambios y enderezar el rumbo que la inmensa mayoría de salvadoreños considera errado. Si no votamos, perdemos ese derecho y con el tiempo, corremos el riesgo de perder la democracia.

Como ciudadanos tenemos derecho de exigir una elección limpia, transparente, sin trampas, sin lugar a dudas, sin apagones sorpresivos ni matonería; sin chanchullos debajo de la mesa ni anulaciones masivas de votos para perjudicar al adversario, sin turbas amenazadoras y mucho menos sin cuerpos de Seguridad interviniendo en conteos como se hacía en el pasado.

El Tribunal Supremo Electoral tiene la enorme responsabilidad de cumplir con eficiencia y transparencia sus obligaciones.

Nuestro llamado es que el ciudadano vote, acuda a ejercer su derecho y renueve una Asamblea Legislativa que represente a todos los sectores y corrientes de pensamiento de la sociedad salvadoreña, que vele por los intereses ciudadanos y no solo por partidos, cúpulas o individuos.

¿Cómo puede usted cambiar lo que no le gusta de nuestra política? ¡Votando! Acuda a las urnas. Tome su decisión con mucha conciencia y discernimiento, no se deje llevar por emociones.