Editorial

jueves 2, agosto 2018 • 12:00 am

Un tiempo de esparcimiento y responsabilidad Las consecuencias de la irresponsabilidad llegan también a nuestros seres queridos, a veces de manera irremediable e irreversible.

Compartir


La inmensa mayoría de salvadoreños ya iniciaron o están por iniciar las vacaciones agostinas, una época que es para el sano esparcimiento, el descanso y la vida familiar. Pero lamentablemente, es época también de accidentes mortales, personas ahogadas, muchas tragedias que pueden evitarse con un poquito de responsabilidad y sentido común.

La meta de todos debería ser disfrutar responsablemente para regresar sano y salvo de las vacaciones. Cuide a sus hijos, a los adultos mayores, cuídense ustedes mismos.

Por mucho esfuerzo que las autoridades hagan en el despliegue de seguridad y control vehicular, especialmente el antidoping, en esta época se nota más la falta de conciencia de las consecuencias de nuestros actos. Abundan aquellos que conducen en estado de ebriedad o drogados y en muchos casos, se trata de gente que conduce vehículos con docenas de pasajeros.

Es usual ver accidentes provocados por gente que se distrae, generalmente por el mal uso del teléfono móvil, ya sea hablando o enviando mensajes de texto. Aunque está clara la prohibición de esta práctica, muchos siguen haciéndola, poniendo en peligro su vida y la de aquellos que tienen la mala suerte de circular cerca de ellos.

Cuide también su bolsillo. Recuerde que hay vida después de las vacaciones y hay obligaciones económicas impostergables.