Editorial

lunes 31, octubre 2016 • 12:00 am

Un paso decisivo para modernizar las aduanas

Compartir

Las aduanas salvadoreñas implementaron, con apoyo estadounidense, un nuevo sistema que podría reducir los costos logísticos para los transportistas de mercancía hasta en 40 % en los pasos fronterizos terrestres, un paso decisivo para un sistema obsoleto, cargado de trámites engorrosos y discrecionalidades.

El Salvador no puede seguir comerciando con el exterior a través del sistema actual que provoca estaciones de al menos 12 horas y a veces hasta dos días, para ser inspeccionado en los puestos fronterizos, con todas las implicaciones y costos que esto trae.

El sistema de Identificación por Radiofrecuencia (RFID es una tecnología de identificación e intercambio de datos por medio de un sistema con emisores, receptores y programas informáticos).  Esto permitiría reducir el tiempo de estadía de los furgones a solo 15 minutos.

El Salvador está agobiado por la tramitología y la discrecionalidad a la hora de hacer negocios y como han dicho los índices internacionales recientemente, hemos perdido competitividad y buen clima de hacer negocios, en parte por ello es tan difícil atraer inversiones.

Este es un paso positivo a corregir estos males que nos señalan, pero no es el único problema que tenemos. Es importante detectarlos y corregirlos por el bien del clima de negocios.