Buenos Días

Un nuevo 4M en la elección interna

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 29, mayo 2018 • 12:00 am

Compartir

El 4 de marzo se repitió el domingo para la cúpula del FMLN, fue un deja vú político, una segunda derrota consecutiva. Su candidato favorito, su “caballo ganador” se quedó a media carrera, derrotado por una amplia ventaja por Hugo Martínez, a quien hasta hace un tiempo le mandaban a “ordenar su pensamiento”.

Casi el 70 % del padrón de militantes efemelenistas acudieron a votar y de ellos, más del 70 % lo hizo por Hugo Martínez. Para su mala fortuna, Gerson Martínez se volvió el candidato favorito de la cúpula y aunque después del 4 de marzo, el discurso de la dirigencia cambió, la etiqueta ya estaba sobre él y la militancia no se dejó imponer candidato, muy a pesar de sus cualidades.

Fue muy notable el rostro sombrío de la comisión electoral del FMLN leyendo los resultados y también de la cúpula al aparecer tras la elección. Lo que sí fue llamativo fue la gran cantidad de jóvenes del FMLN en la celebración del candidato ganador. ¿Dónde habían estado todo este tiempo?.

El militante del Frente encontró su manera de expresar su rechazo a una dirigencia que ha estado acostumbrada a decirles por quién votar, a quién elegir. Una dirigencia que se ha negado a renovarse y que repetidamente insiste en sus viejos triunfos como argumento para no abandonar sus puestos. Ahora el gran desafío de Hugo Martínez será construir una candidatura sin esa sombra sobre él. El voto efemelenista que no acudió a las urnas el 4 de marzo solo podría volver a las urnas si el candidato muestra un distanciamiento y su propia personalidad frente a esa dirigencia rechazada.

El voto de castigo a la cúpula el 4 de marzo fue uno contundente de la elección legislativa y municipal, el voto de castigo del 27 de mayo ha sido interno, contundente también. Y es algo que la dirigencia del FMLN debe evaluar con mucha seriedad.