Ante la alarma nacional sobre el incremento de feminicidios a finales de la semana pasada el Consejo de Ministros ampliado se reunió de emergencia para revisar informes de entidades del Gobierno y poder tomar decisiones para prevenir y otras estrategias.

Opinión

Un modelo que debe replicarse

Ricardo Sosa / Criminólogo, especialista en Seguridad

martes 8, mayo 2018 • 12:00 am

Compartir

Ante la alarma nacional sobre el incremento de feminicidios a finales de la semana pasada el Consejo de Ministros ampliado se reunió de emergencia para revisar informes de entidades del Gobierno y poder tomar decisiones para prevenir y otras estrategias.

Una de las acciones invisibilizadas por los medios de comunicación y la sociedad es la decisión estratégica de la PNC con la creación de la Unidad de atención especializada a las mujeres en situación de violencia es la Oficina de Denuncia y Atención Ciudadana UNIMUJER-ODAC, como parte del componente del nuevo modelo policial con enfoque en filosofía de Policía Comunitaria.

La Corporación policial cuenta con un protocolo interno, inédito y eficaz aprobado y apoyado por la Dirección de la PNC y de manera Institucional.

Hace unas semanas en una visita a una de sus sedes con motivos académicos y de formación pude constatar en la sede misma los avances desde el año 2012 y que se brinda una atención con alto profesionalismo, competencia y calidez.

Las sedes de UNIMUJER-ODAC cuenta con personal policial mujeres y hombres altamente especializados en temas relativos a derechos y procedimientos con mujeres víctimas de violencia y delitos, han sido capacitados y empoderados con temas relativos a la normativa nacional e internacional sobre derechos humanos de las mujeres, y la normativa de la Ley Especial Integral para una vida libre de violencia para las mujeres conocida como LEIV, así como también sobre la trata de personas, atención a víctimas y testigos, enfoque generacional de la atención a mujeres jóvenes, atención a víctimas con discapacidad, anticoncepción oral de emergencia, entre otros aspectos.

Las instalaciones de estas sedes de la PNC que se encuentran separadas de las Delegaciones, Subdelegaciones, Unidades pero ubicadas dentro de los campus, han sido cuidadosamente diseñadas; de tal manera que éstas cuentan con los espacios de recepción, toma de denuncias, dormitorio, ludoteca, comedor-cocina y baño, para brindar una atención eficiente y bajo las condiciones necesarias para atender a las víctimas. Además existen kit personalizados y con accesorios de calidad e higiene.


Es importante destacar que en los municipios donde ya se cuenta con oficinas de UNIMUJER-ODAC, se han incrementado significativamente las denuncias por violencia de género, ya que se ha logrado penetrar la credibilidad en la solución a problemas que aquejan directamente a las mujeres.

Al cierre del mes de abril 2018 se cuenta con treinta (30) sedes de UNIMUJER y se ha convertido en una buena práctica y se está solicitando que la PNC comparta la experiencia con otros países en América Latina; según el plan estratégico de la PNC, se espera que en el transcurso del año se llegue a la apertura de cinco sedes más para llegar a 35 en el presente año.

Es necesario apoyar esta excelente iniciativa de la PNC que ha resultado efectiva y de calidad, con excelentes resultados estableciendo medidas de seguridad en sede judicial y de atención integral a las victimas, pero sobre todo en materia de prevención.

Si se le brindan los recursos a la PNC y se toma una decisión política por parte del Estado con la firme voluntad de disminuir la violencia contra las niñas, adolescentes y mujeres, se debería de contar por lo menos con una sede por municipio; por el momento, se necesita un refuerzo presupuestario y donaciones para completar sedes en los municipios donde se tienen determinados mayores problemas de violencia contra la mujer e intrafamiliar. Además invertir en más funcionarios de la PNC que puedan ser capacitados e instruidos en estas temáticas, como fortalecer el equipo administrativo actual de dicha Unidad ya que son mujeres y hombres con pasión de servicio y alta sensibilidad social.