Editorial

viernes 1, febrero 2019 • 12:00 am

Un llamado a votar por el rumbo correcto

Compartir

Este domingo, más de cinco millones de salvadoreños estamos habilitados para votar, la expresión más evidente de la democracia representativa, un sistema político que, aunque imperfecto, ha probado ser el mejor sistema político contemporáneo.

Ejercer el voto no solo es un derecho fundamental  sino una obligación para mantener nuestro sistema democrático, para exigir cambios y enderezar el rumbo que la inmensa mayoría de salvadoreños considera errado. Si no votamos, perdemos ese derecho y con el tiempo, corremos el riesgo de perder la democracia que sufre de muchas amenazas autoritarias, incluyendo algunas opciones actuales.

Como ciudadanos tenemos derecho de exigir una elección limpia, transparente y sin lugar a dudas. Esa es responsabilidad del Tribunal Supremo Electoral que debe cumplir con eficiencia y transparencia sus obligaciones. Pero también es una obligación de los partidos políticos de respetar al adversario y aceptar los resultados que decida el pueblo.

Nuestro llamado es que el ciudadano vote, acuda a ejercer su derecho y escoja un Gobierno que pueda enrumbarnos correctamente por un camino de prosperidad, armonía, seguridad y paz; que respete toda corriente de pensamiento de la sociedad salvadoreña y que vele por los intereses de todos los ciudadanos.