“Tan pronto como el hombre fue capaz de caminar, estaba buscando formas de bailar y encontró que también podía volar”, bajo esta premisa la Alianza Francesa de San Salvador cerrará la programación cultural de su mes de la danza con el espectáculo inédito de pole art “Evolution: a dancer’s journey”, creación de Nina Zamora y su estudio Peace&Pole by Nina. Se trata de un acto lleno de ritmo, acrobacias y danza realizada por bailarines alrededor de barras verticales de cuatro metros de altura.

Escena

Un espectáculo vertical único en El Salvador

Carmen Lemus

viernes 31, agosto 2018 • 12:00 am

Compartir

“Tan pronto como el hombre fue capaz de caminar, estaba buscando formas de bailar y encontró que también podía volar”, bajo esta premisa la Alianza Francesa de San Salvador cerrará la programación cultural de su mes de la danza con el espectáculo inédito de pole art “Evolution: a dancer’s journey”, creación de Nina Zamora y su estudio Peace&Pole by Nina. Se trata de un acto lleno de ritmo, acrobacias y danza realizada por bailarines alrededor de barras verticales de cuatro metros de altura.

Este show llevará al espectador por un viaje donde podrá explorar varias décadas de música y danza interpretadas con movimientos ejecutados en el aire.

Es una propuesta novedosa y única en su género en El Salvador, en la que se interpretan danzas populares inspiradas en los acontecimientos que marcaron las últimas décadas y que cada generación expresaba por medio del baile. Asimismo, contará con la interpretación especial de la coreografía con la que Nina Zamora competirá en el Ms Olympia, evento reconocido de fisiculturismo que por primera vez en la historia incluirá Pole Sport.

Evolution: a dancer’s journey se llevará a cabo el sábado 1 de septiembre, a las 7:30 p.m. en el auditorio del Museo Nacional de Antropología-MUNA. Entrada $10 a la venta en la Alianza Francesa y en Peace and Pole by Nina Pole Fitness Studio.

Al apoyar esta disciplina innovadora, la Alianza Francesa cumple su objetivo de promover y defender la diversidad de expresiones culturales, generando una reflexión en torno a la percepción del pole fitness en el país, género mal comprendido y estigmatizado. La idea es dar visibilidad al carácter legítimo del pole art, como danza y deporte.