Editorial

miércoles 24, octubre 2018 • 12:00 am

Un anuncio que daña a EE.UU. y a Centroamérica

Compartir

El anuncio del corte de la ayuda estadounidense al Triángulo Norte es una medida contraproducente tanto para Estados Unidos como los países centroamericanos. El presidente Donald Trump ha convertido una caravana de migrantes hondureños, aparentemente orquestada, como un instrumento más de su retórica política para su beneficio en tiempos electorales.

Pero recortar la valiosa ayuda estadounidense a la región solo confirmará el abandono de ese país y además, aumentará la percepción sobre el desinterés de la actual administración por mejorar la relación con el istmo. Como bien han advertido reconocidos analistas, no se puede detener el éxodo de gente que está huyendo de la pobreza y la violencia, recortando la ayuda que podría paliar lo que originan estas migraciones.

Un recorte de la ayuda solo alentará el caos y la retórica antiestadounidense que buscan alentar algunos gobiernos y partidos políticos en la región o justificará acercamientos con China y Rusia, agitando una desafortunada nueva guerra fría en esta zona del mundo.

Un recorte de la ayuda norteamericana perjudicará tanto a Centroamérica como al propio Estados Unidos, el éxodo no parará y las condiciones de la región solo empeorarán.