Donald Trump podría ser inhabilitado de ocupar cargos públicos si pierde el segundo juicio político./AFP

El Mundo

Un 56 % de los estadounidenses respaldan la condena e inhabilitación de Donald Trump

Europa Press

domingo 7, febrero 2021 • 9:54 am

Compartir

Un 56 por ciento de estadounidenses se ha mostrado partidario de que el Senado condene al expresidente Donald Trump y le prohíba ocupar un cargo federal por su relación con el asalto protagonizado por sus simpatizantes el pasado 6 de enero, según una nueva encuesta de ABC News/Ipsos publicada este domingo, a pocos días del inicio de un nuevo juicio político contra el mandatario.

A pesar de que no existen suficientes senadores republicanos para favorecer la condena por "incitación a la insurrección", como apunta el pliego de cargos presentado por el Partido Demócrata, la encuesta revela un aumento del respaldo a un posible castigo a Trump por el discurso que enardeció a sus seguidores horas antes del asalto.

En una encuesta de ABC News/'The Washington Post' publicada a fines de enero de 2020, durante el primer juicio a Trump, solo un 47 por ciento de los estadounidenses se mostró a favor de su destitución. Ahora, son mayoría los que se presentan a favor de esta opción. Un 43 por ciento se ha declarado en contra de cualquier tipo de condena.

Una diferencia clave entre este juicio y el primero es que Trump ya no es presidente y, por lo tanto, no puede ser destituido de su cargo. Todos los senadores republicanos, excepto cinco, han declarado públicamente que creen que el juicio es inconstitucional debido a este hecho.

Aún así, los demócratas han argumentado que la absolución de Trump podría inducir a futuros presidentes a creer que pueden evadir el castigo por sus acciones, siempre que lleguen al final de su mandato.

Entre los demócratas, el apoyo a la condena de Trump es casi universal en la encuesta de ABC News/Ipsos, con un 92 por ciento a favor. En cuanto a los declarados independientes, un 54 por ciento está a favor de que el Senado condene a Trump y le prohíba ocupar el cargo, y un 45 por ciento está en contra. Solo un 15 por ciento de los declarados como republicanos está a favor de una posible condena.