El Salvador es uno de los tres países de Centroamérica que dentro de 15 días se mantendría con bajas cifras de covid-19, según la última proyección regional del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de la Universidad de El Salvador (UES), publicada el jueves anterior.

Nacionales

UES estima que el país seguirá entre los más bajos casos de covid en C.A. Los gobiernos deben tomar en cuenta las proyecciones para abrir los puntos fronterizos, dicen el investigador, Walter Campos.

Roxana Lemus

lunes 14, septiembre 2020 • 12:05 am

Compartir

El Salvador es uno de los tres países de Centroamérica que dentro de 15 días se mantendría con bajas cifras de covid-19, según la última proyección regional del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de la Universidad de El Salvador (UES), publicada el jueves anterior.

De acuerdo con el sitio web del CMM, en 15 días se estima que el país tendrá aproximadamente 28,000 casos de covid-19, Nicaragua podría reportar  5,115 casos y Belice 2,018 casos.

Los datos contenidos en el sitio web del Sistema de Integración Centroamericana (Sica), hasta el 10 de septiembre, demuestran que Belice registraba 1,365 casos y Nicaragua 3,877 casos de covid; sin embargo, organismos internacionales no consideran confiables las cifras del gobierno de Nicaragua.

El gobierno salvadoreño, por su parte, registraba un total de 26,928 casos, hasta el 12 de septiembre.

En tanto, para el mismo 10 de septiembre Guatemala reportaba 80,306 contagios, Costa Rica 51,224, Honduras 65,597 y Panamá 99,042.

El CMM vaticina que estos cuatro países continuarán presentando las cifras más elevadas de la región; de hecho, se estima que serán las cifras de Panamá las que más incrementarán.


Para el 23 de septiembre, el CMM indica que Guatemala podría registrar 86,731 casos; Honduras 71,122; Costa Rica 68,587 y Panamá 109,487 casos de covid-19.

“El caso de Costa Rica es muy llamativo, después de haber controlado la epidemia, muestran un claro crecimiento en la curva acumulada”, precisa el CMM.

Asimismo, señala que Panamá es el país más golpeado por la pandemia en la región, con datos que superan los 109,000 casos de la infección ocasionada por el virus SARS-CoV2, mientras que Honduras presenta un crecimiento menos acelerado que Costa Rica y Guatemala.

“Guatemala tiene una dinámica estrictamente de crecimiento, se proyectan alrededor de 87,000 casos para los próximos 15 días. Tomando en cuenta que se tiene frontera en común es delicado para nuestro país, ya que puede existir un flujo de contagio directo de ese país hacia el nuestro”, advierte el CMM.

El Salvador abrirá sus fronteras el próximo 19 de septiembre, un día después de Guatemala, país que ya ha informado que solicitará una prueba de covid-19 para quienes deseen ingresar a su territorio.

En agosto pasado, el presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Federico Anliker, dijo que se ha aprobado un protocolo para reapertura del Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero; sin embargo, no se refirió a las fronteras terrestres, mismas que no han estado cerradas durante la pandemia.

Las estadísticas proyectadas por el CMM no consideran la reapertura de los puntos fronterizos. El investigador y catedrático de la UES, Walter Campos, afirma que el análisis debe ser a la inversa.

“Las proyecciones de cada país son con base a los datos oficiales de cada uno de ellos, para la reapertura de las fronteras se debe tomar en cuenta estos pronósticos”, recomendó Campos.

El catedrático alertó que podría incrementar la interacción de la población con la reapertura de los puntos fronterizos, y por ende, “darse un flujo de contagios exportado”.

Por el momento, considerando las proyecciones, Campos agregó que El Salvador se encamina hacia el aplanamiento de la curva acumulada.