Fotografía: Agencia AFP

El Mundo

Trump: "Sólo daremos ayuda extranjera a países que nos respeten"

Redacción Web-DEM

martes 25, septiembre 2018 • 9:48 am

Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió esta mañana durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, sobre la ayuda extranjera que da su país a varias naciones y fue tajante al asegurar que se le seguirá proveyendo, sólo a aquellos que los "respeten".

"Sólo daremos ayuda extranjera a aquellos que nos respeten y que son nuestros amigos. Esperamos que otras naciones cumplan con su parte", fueron las palabras del mandatario ante la ONU que lleva a cabo su sesión anual donde participan unos 130 líderes mundiales.

Las palabras de Trump tiene eco ante la reciente ruptura de las relaciones diplomáticas de El Salvador, República Dominica y Panamá con Taiwán y el establecimiento de las mismas con la República Popular China.

Puede leer: EE.UU. llama a consultas a embajadora por China

A inicios de septiembre, el Gobierno de los Estados Unidos llamó a consultas a la embajadora de los Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes para evaluar las relaciones bilaterales tras la decisión del Gobierno de El Salvador. También fueron llamados los representantes diplomáticos de Panamá y República Dominicana.

En otros puntos, Trump también abordó uno de los temas de interés para América Latina, la migración, sobre esto dijo que, "la migración ilegal financia redes ilegales, pandillas, afecta a ciudadanos que trabajan duro y produce un ciclo vicioso de crimen y pobreza".


Agregó que, como nación norteamericana, "no participará en el nuevo pacto mundial sobre migración", ya que dijo, "la migración no debe ser regida por un órgano internacional".

También: El jefe de la ONU traza un panorama negro del estado del planeta

En su discurso de inauguración de la asamblea, el secretario general de la ONU,  António Guterres, abrió la mayor reunión diplomática del mundo, con una cruda advertencia sobre el creciente caos y la confusión en el planeta.

Al inaugurar la Asamblea General de la ONU, Guterres dijo que el orden mundial basado en normas comunes está en “un punto de quiebre” y la cooperación es cada vez más difícil.