Donald Trump defendió ayer durante su gira asiática la utilidad de una buena relación con Rusia y ensalzó los resultados de su reciente visita a China, asegurando que Pekín endurecerá las sanciones contra Corea del Norte.

El Mundo

Trump defiende a Putin en el caso “Rusiagate”

AFP

lunes 13, noviembre 2017 • 12:00 am

Compartir

Donald Trump defendió ayer durante su gira asiática la utilidad de una buena relación con Rusia y ensalzó los resultados de su reciente visita a China, asegurando que Pekín endurecerá las sanciones contra Corea del Norte.

En declaraciones a la prensa o reanudando sus prácticas tuiteras, el presidente de Estados Unidos destacó los desmentidos de su homólogo ruso, Vladimir Putin, sobre las acusaciones de injerencia rusa en la campaña electoral de EE.UU., dando a entender que lo considera sincero.

Putin “me dijo que de ninguna manera se había entrometido en nuestras elecciones”, dijo Trump a los periodistas que lo acompañaban en el avión presidencial Air Force One. “Realmente creo que si me dice esto es que lo dice de verdad”, añadió.

Según Putin, se trata de “fantasías”. “Todo lo que está vinculado al supuesto caso de injerencia rusa en Estados Unidos es la prueba de la lucha política interna en ese país”, dijo.

Los jefes de los servicios de inteligencia estadounidenses afirmaron ante el Congreso que Rusia había intentado influenciar la campaña presidencial para favorecer a Trump.

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, mantuvo el sábado sus acusaciones sobre la injerencia de Moscú en la campaña electoral de EE.UU.


 

Trump “debería avergonzarse”, dice exjefe de la CIA

Exjefes de agencias de inteligencia de EE.UU. dijeron ayer que el presidente Donald Trump “debería avergonzarse” tras calificarlos de “hackers de la política” por haber concluido que hubo injerencia de Rusia en las elecciones de 2016.

“Considerando la fuente de la crítica, creo que esa crítica es como una medalla de honor”, dijo John Brennan, exjefe de la CIA, en un programa de CNN.

Trump, que se encuentra en Filipinas, arremetió contra Brennan, Jim Clapper y el exdirector del FBI James Comey, a quienes calificó de “hackers de la política”.