El Mundo

Trump arremete contra principales donadores del Partido Republicano

AFP

martes 31, julio 2018 • 8:09 am

Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió en Twitter la mañana del martes contra dos de los principales donadores del Partido Republicano, llamando a los poderosos hermanos Koch "globalistas", "sobrevalorados" y una "broma total".

En su ataque a los hermanos industriales de edad avanzada -que desde hace mucho tiempo financian causas conservadoras-, Trump minimizó su importancia para el partido.

"Su red esta altamente sobrevalorada, los he derrotado en todo momento", dijo Trump en una diatriba que conmocionará a los peces gordos del partido.

Se espera que organizaciones respaldadas por los hermanos Koch, Charles y David, gasten cientos de millones de dólares en la campaña para las elecciones de noviembre de este año, vitales para el futuro político de Trump.

Si los demócratas recuperan el Congreso, la agenda de Trump podría naufragar y las posibilidades de hacerle un juicio político aumentarían enormemente.


"Los globalistas hermanos Koch, quienes se han convertido en una broma total en los círculos republicanos reales, están en contra de las Fronteras Fuertes y del Comercio Fuerte", tuiteó Trump.

Esos comentarios siguieron a una serie de comentarios que sugerían que los hermanos no están contentos con el gobierno actual y consideran reducir sus actividades políticas.

"Quieren proteger sus compañías fuera de Estados Unidos de ser gravadas", reclamó Trump, que los definió como "dos tipos buenos con malas ideas".

Los Koch han sido vistos como una parte integral de los esfuerzos republicanos para vender las reformas fiscales de Trump, que han estimulado la actividad económica pero han disparado el déficit.

Los hermanos han durante mucho tiempo los ogros de la izquierda política de Estados Unidos, pero han hecho causa común con los demócratas en la reforma de la justicia penal y otros temas.

Esta no es la primera vez que Trump choca con hombres de dinero del Partido Republicano. Durante la campaña de 2016 se peleó con el multimillonario Paul Singer, quien financió a varios de sus oponentes en las primarias del partido.