El Tribunal Especializado de Sentencia A condenó Jennifer Roxana Guzmán a 15 años de prisión, tras hallarla culpable del delito de extorsión en perjuicio de comerciantes del mercado de mayoreo La Tiendona al oriente de San Salvador.

Nacionales

Tribunal impone 15 años de cárcel a mujer que extorsionaba en La Tiendona Un vendedor de tomate al mayoreo fue absuelto porque en la intervención de llamadas no se probó que participara en las extorsiones.

Jaime López

viernes 14, mayo 2021 • 7:30 am

Compartir

El Tribunal Especializado de Sentencia A condenó Jennifer Roxana Guzmán a 15 años de prisión, tras hallarla culpable del delito de extorsión en perjuicio de comerciantes del mercado de mayoreo La Tiendona al oriente de San Salvador.

Por ese mismo delito, fue absuelto  Samuel Oswaldo Villanueva, tras alegar su defensa y demostrar con pruebas que el día de los hechos no se encontraba en el lugar donde se dio el ilícito.

Los hechos que se atribuyeron a los acusados ocurrieron entre  2017 y 2018, periodo en que Fiscalía ordenó una investigación sobre extorsiones perpetradas por pandilleros de la 18 Revolucionarios  en perjuicio de los vendedores.

La investigación sobre las extorsiones contra los vendedores del mercado de mayoreo fue sustentado con la intervención de llamadas telefónicas en las que se interceptaron los celulares en momentos que los imputados hacían sus exigencias a las víctimas.

Además, Fiscalía y investigadores de la Policía Nacional Civil programaron algunas entregas de dinero con billetes marcados por parte de las víctimas a los imputados; mientras equipos policiales se encontraban verificando.

Agentes policiales testificaron en el juicio, que los vendedores de la Tiendona son extorsionados con sumas de $50 semanales y que diariamente reúnen entre $300 y $350 que luego, en la investigación resultó que Jennifer Roxana, era la encargada de trasladar al palabrero o cabecilla del barrio 18 Revolucionario conocido por su alias como el Crazy ubicado en el sector del bulevar Los Héroes, en los centros comerciales.


También manifestaron al tribunal que ellos  en algunas ocasiones fungieron como empleados de las víctimas y observaron cuando los pandilleros llevaban y presionaban al comerciante: “venimos a ver sí ya tenés el dinero de la pandilla porque si no ya sabés que te va a suceder. La entrega tiene que ser rápida antes que llegue la jura (policías)”.

En el caso de Samuel Oswaldo Villanueva, un comerciante de mayoreo de tomates que había sido delegado por la pandilla para recoger $10,000 entre todos los vendedores del sector de pescadería de la Tiendona; lo que implicaba un aporte de $200 por cada uno.

Sin embargo, testigos  propuestos por la defensa manifestaron que Samuel Oswaldo era una persona  con más de 30 años de vender en la Tiendona y que daban fe de que era una persona honrada y trabajadora; y que nunca había realizado recolectas ilegales entre los vendedores.

Por el contrario, una testigo afirmó que Samuel Oswaldo era extorsionado por la pandilla 18, a quien le exigían sumas superiores de $200 por semana.

En el fallo, el juzgador dijo que en los audios era evidente la participación de la ahora condenada, Jennifer Roxana, pero en Samuel Oswaldo no existía ninguna llamada donde se comprobara su participación y por eso fue absuelto.