Archivo DEM

El Mundo

Tres jueces de EEUU autorizan a agentes fronterizos expulsar menores migrantes no acompañados Una política que generó ya una controversia y que el presidnete Biden quiere evitar y que la impulsó su antecesor Donald Trump.

AFP y Europa Press con edición de Javier Maldonado

sábado 30, enero 2021 • 6:27 pm

Compartir

Tres jueces del Tribunal de Washington DC en Estados Unidos dictaminaron el viernes que los agentes fronterizos puedan expulsar a menores no acompañados indocumentados que ingresen en la frontera con México, una política establecida en el mandato del expresidente Donald Trump por la emergencia de la covid-19.

Los jueces Gregory Katsas, Neomi Rao y Justin Walker del Tribunal de Circuito de Estados Unidos en Washington, designados por Trump, han detenido así otra orden de un tribunal inferior que había impedido la expulsión de niños arrestados en las fronteras sin sus padres o tutores legales, informa la cadena CBS.

Ahora los agentes fronterizos estadounidenses pueden reanudar la expulsión de menores no acompañados, pero la Administración de Joe Biden puede optar por no hacerlo.

El nuevo presidente condenó en varias ocasiones las políticas migratorias de Trump, pero aún no dicho cómo abordará esta orden. Por el momento, había suspendido las deportaciones de inmigrantes irregulares durante cien días, una medida que ha sido bloqueada temporalmente por un juzgado de Texas.

"Continuaremos litigando este caso en nombre de los niños vulnerables no acompañados que necesitan protección y tienen derecho legal a solicitar asilo ", dijo ante la situación el abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU,), Lee Gelernt, en declaraciones a la CNN.

Con la llegada del coronavirus, en marzo de 2020 los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades permitieron a las autoridades de inmigración de Estados Unidos expulsar a los menores no acompañados amparándose en que era un política necesaria para contener la pandemia. Se estima que 13.000 niños fueron expulsados antes de que el juez federal de distrito Emmet Sullivan dictaminara en noviembre que el Gobierno "no tenía autoridad" para ello.