Editorial

viernes 14, octubre 2016 • 12:00 am

Tres décadas de una fundación ejemplar

Compartir

La Fundación Salvadoreña pa-ra la Salud y el Desarrollo Humano (Fusal), cumple tres decenios de existencia. Creada bajo el visionario liderazgo del empresario Luis Poma, ha dejado obras y proyectos que han mejorado la vida de miles de connacionales.

Durante tres décadas, la Fundación ha gestionado más de $620 millones en medicamentos, insumos médicos, calzado, prendas de vestir y otros artículos de necesidad, que se han distribuido entre la población más vulnerable del país.

Programas como Libras de Amor, han sido ejemplares en el combate a la desnutrición infantil, pero también Proyecto País y el Centro ¡Superáte! llevan formación y educación de calidad para los salvadoreños.

Más de 800 voluntarios participan activamente en las obras de Fusal.

Fusal tiene como objetivo fundamental, contribuir a la superación de la pobreza en El Salvador. Fue creada en medio del contexto de la guerra civil y el terremoto de 1986. A partir de ahí, ha ejecutado programas que han beneficiado a habitantes de todo el país, incluyendo la construcción de viviendas para damnificados de los terremotos y del huracán Mitch, generando esperanza y una vida mejor para los beneficiarios.