Laura se acerca anoche a las costas de Luisiana y Texas como un huracán categoría 4 “extremadamente peligroso”, lo que ha obligado a evacuar a centenares de miles de personas ante la amenaza de crecidas “catastróficas”.

El Mundo

Texas y Luisiana temen “catastróficos” daños por el huracán Laura En Nueva Orleans, devastada en 2005 por el huracán Katrina, de categoría 5, el histórico Barrio Francés se vació de turistas, se apilaron sacos de arena.

AFP

jueves 27, agosto 2020 • 12:01 am

Compartir

Laura se acerca anoche a las costas de Luisiana y Texas como un huracán categoría 4 “extremadamente peligroso”, lo que ha obligado a evacuar a centenares de miles de personas ante la amenaza de crecidas “catastróficas”.

El ciclón avanza con vientos de 230 km/h y rachas más fuertes, y se espera que alcance esos dos estados del sur de Estados Unidos esta mañana, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Una marejada ciclónica con “enormes olas destructivas causará daños catastróficos” en la costa de ambos estados, dijo el NHC.

Sumadas a la marea alta, esas marejadas -que podrían penetrar unos 50 km tierra adentro- podrían causar una crecida de las aguas de entre 4,5 y 6 metros por encima del nivel normal.

El ojo del huracán estaba a anoche 250 km al sur de la ciudad costera de Lake Charles, en el estado de Luisiana, conocida por sus grandes centros de refinado de petróleo. Los habitantes de la zona abandonaron el lugar en autobuses tras recibir una orden de evacuación obligatoria por el riesgo de inundaciones.

Más de 100 plataformas petrolíferas en el golfo de México fueron evacuadas como medida de precaución.


Se prevé, sin embargo, un “debilitamiento rápido de Laura una vez toque tierra”, indicó el NHC, que también advirtió de lluvias de entre 130 y 250 milímetros, con algunos picos de casi 400 mm en el oeste de Luisiana y el este de Texas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, urgió a los residentes a evacuar sus hogares. “Tienen apenas unas horas más para alejarse del daño”, dijo en Weather Channel.

“Esta es una tormenta muy peligrosa, más fuerte que la mayoría que han atravesado” las costas del estado, agregó, instando a hacer “todo lo posible para salir del camino” de Laura.

El presidente Donald Trump pidió a los residentes de las zonas de afectación que “escuchen a los funcionarios locales”.

“Esta es una tormenta muy peligrosa, más fuerte que la mayoría que han atravesado” las costas del estado, agregó, instando a evacuar.