El hecho fue captado por una cámara de videovigilancia de la 11 Avenida Norte.

Nacionales

Testimonio de motorista del Minsal contradice a militantes del FMLN Dos testigos coinciden en sus confesiones, pero el empleado del Minsal cuenta una historia diferente.

Jaime López

miércoles 10, febrero 2021 • 5:45 am

Compartir

Un motorista del Ministerio de Salud ofreció una versión diferente a los hechos que terminaron con la vida de dos militantes del FMLN, la tarde noche del domingo 31 de enero.

En su declaración, que consta en el requerimiento fiscal, el empleado aseguró que ese día los tres implicados en el ataque a los activistas efemelenistas, estaban de turno en las sede central del Ministerio de Salud y salieron a comprar alimentos.

Asegura que en las cercanías de la antigua terminal de Oriente, el  conductor del pick up en el que se movilizaban los simpatizantes del FMLN, le atravesaron el vehículo y eso hizo que el conductor del vehículo azul, Diego Francisco Alvarado Peña se bajara a averiguar cuál era la razón.

Alvarado Peña regresó  lesionado de bala al vehículo, en ese momento, Héctor de Jesús Castaneda le pregunta por lo sucedido y le pide que le indique quiénes lo había atacado.

“Un vehículo de cuatro puertas, polarizado detiene su marcha y se baja el conductor, realiza disparos y dijo ‘ya me vas atropellar’ y luego realizó de 4 a 5 disparos; vi un lesionado, de ahí cayó una mujer con un disparo en la cabeza “.  Testigo clave 31, requerimiento fiscal

Pero Alvarado Peña estaba nervioso y ya no razonaba bien, los dirigió hacia el bulevar del Ejército, y provocó preocupación en los otros dos acompañantes; decidieron regresarse al parqueo del Minsal y se encuentran con un automóvil azul  placas 830-034 custodiado por agentes del 911 y deciden llevar al hospital Médico Quirúrgico del Seguro Social a Alvarado Peña que estaba lesionado.


El oficial a cargo del procedimiento ya tenía informes que además de Alvarado Peña, Roberto Carlos Coto De Paz y Héctor de Jesús Castaneda eran sospechosos de haber participado del doble asesinato de los efemelenistas de la caravana entre 6:25 y 6:30 de la noche de aquel fatídico domingo.

Roberto Coto de Paz y Héctor Castaneda están arrestados. También Diego Alvarado, pero está hospitalizado.

Clave 31 y Corcel.

La versión que brinda el motorista del Minsal no encaja con  los testimonios de las personas que viajaban en el vehículo del FMLN.

Esa conclusión la extraen las autoridades luego de confrontar los testimonios dos testigos con régimen de protección: clave 31 y Corcel, dos personas que viajaban en el pick up blanco en el que se movilizaban entre 8 y 15 personas; dos de ellas murieron.Consta en el expediente judicial que Corcel y clave 31 coinciden en los hechos violentos que se dieron el domingo 31 de enero y que también coinciden con  videos captados  entre la 1ª. Calle Oriente y  11 Avenida Norte.

Esos dos testigos refieren que el pick up blanco se movilizaba de norte a sur buscando la sede del FMLN de la zona, travesía que observaron que el automóvil azul los perseguía, les pitaba reiteradamente y de igual forma intentaba sobrepasarlos hasta que por fin les atraviesan el automotor.

“Veníamos del monumento La Chulona hacia el local del FMLN y cerca del local  un conductor que manejaba un vehículo azul, cuatro puertas nos seguía y observé malas intenciones porque nos venía pitando y se nos sobrepasó”. Testigo clave corcel, requerimiento fiscal

Del vehículo se baja el conductor, Diego Francisco Alvarado  y su copiloto Roberto Carlos, mientras un tercero, identificado como Héctor de Jesús, todos con armas de fuego en su mano,  se dirigen al camión blanco pequeño.

El conductor retrocedió en momentos que un hombre delgado, piel morena, de 1.75 metros de estatura, cara un poco halada y de unos 38 años de edad, les grita improperios, dispara al aire y luego arremete contra los 8 o 15 que viajaban en el pick up.

Los testigos 31 y Corcel relatan que luego del incidente, los hechores se suben al vehículo azul y se dan a la fuga, mientras el conductor del camión blanco sigue en la misma dirección y luego sale rumbo al hospital Rosales, donde dos de los heridos habían muerto.