Pablo Gómez, acusado del caso Saca. / DEM

Nacionales

Testigos: “Pablo Gómez, era un señor de pocas palabras”

Juan Carlos Vásquez

martes 21, agosto 2018 • 12:04 am

Compartir

En el décimo día de vista pública la Fiscalía presentó ayer como testigos a un exmotorista y un exagente de seguridad del Banco Cuscatlán, a quienes la exsecretaria de la Presidencia de esa entidad financiera obligaba a firmar los cheques y hacerlos efectivos hasta por un monto de $500 mil.

Los testigos manifestaron que esos cheques provenían de una cuenta de la Presidencia de la República y que Pablo Gómez, asistente del Departamento Financiero de Casa Presidencial llegaba dos veces a la semana a cobrarlos.

Los exempleados bancarios perfilaron a Gómez como “un señor de pocas palabras” y que siempre llegaba en dos camionetas todo terreno y con custodia, que ellos lo observaban porque cuando iban de la Agencia de Banca Empresarial pasaban frente a él, pero que nunca les decía nada.

Expresaron que la secretaria del presidente del banco los mandaba con los cheques y cuando regresaban con el dinero en bolsas negras se las entregaban a Gómez, quien inmediatamente las introducía en una maleta negra.

Los testigos dijeron que debido a las grandes cantidades de dinero que se retiraban, hubo un momento que se negaron a endosar los cheques, pero que la secretaria de la Presidencia del banco les expresó que no pasaba nada, que todo estaba autorizado.