AFP

El Mundo

Testigo asegura presidente de Honduras ofreció a narco las Fuerzas Armadas para proteger envío de droga Un contador asegura que fue testigo de la reuniones entre el narco Geovanny Fuentes y el presidente de Honduras, y que éste le daba dinero para su campaña, al igual que un empresario que colaboraba en el lavado de dinero del cartel Los Cachiros

Redacción Internacional con contribución de AFP y Univision

martes 16, marzo 2021 • 8:22 pm

Compartir

Una batería de explosivos detalles terminaron enredando todavía más, este martes, al presidente de Honduras con las actividades del narcotráfico, luego que un contador ofreciera su testimonio y revelara los encuentros entre el mandatario Juan Orlando Hernández y el capo Geovanny Fuentes, en cuyo juicio se han destapado una serie de sobornos no solo con el actual presidente de Honduras, sino también con otros dos exmandatarios.

El testigo protegido por EEUU, y quien no estaría vinculado al narcotráfico, declaró en un tribunal en Nueva York que tuvo que huir de su país en 2015, luego de haber presenciado los encuentros entre el mandatario y el narco Geovanny Fuentes, en una fábrica arrocera propiedad del empresario Fuad Jarufe, señalado de lavar dinero y financiar a políticos hondureños.

Contó que trabajó 15 años en la empresa, en la ciudad de Choloma, y que ésta lavaba dinero para el temido cartel hondureño Los Cachiros y también para el acusado Geovanny Fuentes Ramírez. Aquí, dijo, presenció una reunión en la cual el presidente de Honduras propuso a un presunto narcotraficante trabajar juntos.

"No podía creer lo que estaba viendo en ese momento”, asegura Sánchez y contó que escuchó al presidente Hernández decirle al narco "que no habrá que preocuparse de la justicia" y se mofó que "les vamos a meter la droga a los gringos en sus propias narices y ni cuenta se van a dar".

El contador de 45 años declaró que en una de las dos reuniones que presenció hablaron de la protección de los cargamentos de droga.

Juan Orlando Hernández dijo que no había que preocuparse por la justicia ya que tenía al fiscal (general de la República, Óscar) Chinchilla en ese lugar para protegerlos, y que el trasiego de la droga se haría por diferentes medios" con la ayuda de la policía y militares. contó el testigo.


Según la fiscalía de Nueva York, Hernández supuestamente acordó prestar las fuerzas armadas hondureñas para la seguridad de los envíos de droga de Fuentes y le dijo que se pusiera a las órdenes de su hermano, Tony Hernández, quien, según él, controlaba el tráfico de drogas en el país.

Durante el testimonio de dijo que el mandatario mencionó que "para cuando Estados Unidos conociera la verdad ellos ya habrían modificado las leyes" y abolido la extradición de narcotraficantes, agregó el contador, un hombre de 45 años y hablar pausado.

Según Sánchez, Hernández dijo asimismo: "Ya en esto trabajan (Mauricio) Oliva y Chinchilla. Seremos intocables (...) Le vamos a meter la droga a los gringos en sus propias narices y no se van a dar ni cuenta".

AFP

Las reuniones en cuestión tuvieron lugar entre 2003 y 2014.

¿JOH querría un narcolaboratorio?

El testigo dijo que en 2013 estuvo presente en un encuentro entre Hernández y Fuentes en Graneros Nacionales, en el cual el mandatario -entonces jefe del Congreso Nacional y candidato a la presidencia- dijo al acusado "que estaba interesado en que (Fuentes) trabajara para él con su narcolaboratorio" de cocaína.

El testigo precisó que Fuentes pagó a Hernández en esa reunión 15.000 dólares de dinero de la droga, en billetes de 20, "para que se ayude en la campaña". El mandatario dio el dinero a Sánchez para que lo cambiara a lempiras, y dijo que lo quería en efectivo. En una segunda reunión, Fuentes entregó al presidente otros 10.000 dólares, añadió.

También dijo que cada mes Hernández recibía 250.000 lempiras (unos 10.400 dólares al cambio actual) del empresario Fuad Jarufe para su campaña electoral.

En otra reunión con Jarufe, relató, Hernández "se jactaba de cómo estaban robando los fondos de la seguridad social y de más fondos del Estado y decía: 'Estamos robando más que en los tiempos de (el expresidente Rafael) Callejas y nadie nos puede hacer nada'".

El testigo dijo que había conseguido copias de videos de esta reunión y de la segunda que el acusado mantuvo con Hernández.

AFP

"Mi vida peligraba"

"Huí de mi país porque mi vida peligraba" tras presenciar las dos reuniones de Hernández con Fuentes, contó el testigo, que reside en Estados Unidos desde 2015, posiblemente bajo una nueva identidad.

Nadie en esta sala conoce como yo al acusado". afirmó el testigo en su declaración

El líder del cartel Los Cachiros, Leonel Rivera, testificó el lunes que pagó a Hernández un soborno de 250.000 dólares a cambio de protección. El presidente de Honduras niega todas las acusaciones y dice que los narcotraficantes buscan venganza.

Sánchez relató que conoció al menor de Los Cachiros, Santos Isidro Rivera Maradiaga, en Graneros Nacionales, adonde llegaba a vender cabezas de ganado a un menor precio que el del mercado, porque usaban los animales para esconder droga en los camiones.

No sabía quién era, y lo destrató porque interrumpió su almuerzo. Su jefe Fuad Jurafe lo llamó entonces, y le dijo: "Te presento al Cachirín".

"¿Cuál fue su reacción?", le preguntó el fiscal. "Miedo", le respondió el contador.