La española Telefónica anunció que desiste de vender sus operaciones en El Salvador a América Móvil, propietaria de la marca Claro, tras las condiciones impuestas por la Superintendencia de Competencia para efectuar la operación en proceso desde hace más un año.

Economía

Telefónica desiste de vender sus operaciones en El Salvador a Claro La decisión obedece a las condiciones impuestas por la Superintendencia de Competencia para concretar la operación.

Redacción Economía

viernes 4, septiembre 2020 • 12:02 am

Compartir

La española Telefónica anunció que desiste de vender sus operaciones en El Salvador a América Móvil, propietaria de la marca Claro, tras las condiciones impuestas por la Superintendencia de Competencia para efectuar la operación en proceso desde hace más un año.

“Telefónica informa que, conforme a lo acordado con América Móvil, ambas partes han rescindido el acuerdo de compra del 99.3 % de Telefónica Móviles El Salvador”, indicó la operadora de telecomunicaciones en un comunicado en el que aseguró que la decisión se tomó tras un “análisis detallado” de la resolución de la Superintendencia de Competencia.

El Consejo Directivo de la Superintendencia informó el 18 de agosto pasado su decisión de condicionar la concentración argumentando que la adquisición de las acciones de Movistar por parte de Claro, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, producería limitaciones a la competencia en los mercados de telefonónía móvil, fija y servicios de conectividad empresarial.

Para permitir la operación, la Superintendencia le pedía a Claro que renunciara de manera pura, simple e irrevocable ante la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) su derecho de explotación de 25 megahercios (MHz) del espectro radioeléctrico con cobertura nacional en la banda de 850 MHz, además de la correspondiente a 30 MHz de 1900 MHz, que de momento se encuentran bajo la titularidad de Telefónica Móviles.

La Superintendencia de Competencia también le pedía a Claro comprometerse a mantener durante siete años, después de la fecha de operación de venta, todas las estrategias de comercialización de ambas operadoras. Otra condición era supender los contratos para que los usuarios de amabas operadoras puedan rescindir sin penalidad.

Igualmente, si durante los primeros siete años de la concentración ingresa un competidor al mercado salvadoreño, Claro estará obligada a prestar servicios de roaming nacional durante tres años.


 

Una operación con trabas

Telefónica es la segunda operadora, después de Millicom (Tigo), más antigua en El Salvador tras incursionar en el mercado salvadoreño en 1998. Pero, en 2018, se rumuró que la América Móvil estaba interesada en comprar sus acciones por un plan de reestructuración que llevaba su salida de América Latina.

En enero de 2019, se confirmó el acuerdo de compra del total del capital social de Telefónica Móviles Guatemala por $333 millones y anunció la adquisición de Telefónica El Salvador por $313 millones, pero la operación estaba sujeta a la aprobación de las autoridades salvadoreñas, en este caso de la Superintendencia de Competencia.

En marzo de 2019, América Móvil presentó su primera solicitud para fusionarse con la compañía española pero, en mayo, la SC decidió no admitir la solicitud al no cumplir los requisitos de la Ley de Competencia. Amparada en la Ley de Procedimientos Administrativos, la operadora mexicana presentó un nuevo recurso el 27 de junio.

La SC inició una revisión de la documentación y el 22 de julio  de 2019 notificó a América Móvil para que completara información. Sin embargo, la operadora no solventó la prevención y la Superintendencia  decidió el 26 de agosto resolver inadmisible la segunda solicitud.

El 19 de septiembre, Claro entregó una tercera solicitud. La Superintendencia le hizo una prevención que la operadora solventó y se admitió el proceso el 7 de noviembre.