Editorial

jueves 25, octubre 2018 • 12:00 am

Tarea del próximo Ejecutivo: mejorar relación con EE.UU.

Compartir

La ideologización de las relaciones exteriores de parte del Ejecutivo salvadoreño es cada vez más evidente en los últimos meses, la relación con China, la confrontación creciente con Estados Unidos y el alineamiento con regímenes como Cuba, Venezuela o Nicaragua lo confirman.

Las desafortunadas declaraciones del presidente Sánchez Cerén desdeñando la ayuda estadounidense, mientras visita La Habana, precisamente en el momento que el gobernante estadounidense, Donald Trump, está amenazando con recortar la ayuda, parece querer darle la razón al norteamericano y no toma en cuenta los intereses nacionales.

Lo más grave es que se está dañando la relación entre estados y eso eventualmente puede afectar a la población beneficiada por proyectos como el Fomilenio o Alianza para la Prosperidad. Hacerlo cuando solo quedan unos meses de Gobierno, con escasas posibilidades de que el partido oficial renueve el mandato, es todavía más temerario.

Al próximo Gobierno le tocará reconstruir, recomponer la relación con Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, el hogar de casi tres millones de compatriotas y el histórico aliado cuya cooperación siempre hemos tenido. Es lo que corresponde por los intereses nacionales de los salvadoreños de aquí y de allá.