La construcción de 17 kilómetros de carretera entre los municipios de Quelepa y San Miguel significa una tala de árboles estimada en 1,400 sin embargo la proyección podría cambiar, según el síndico de la alcaldía municipal de Quelepa, Francisco Orellana.

Nacionales

Talan más de 1,000 árboles para construir periférico de San Miguel

Rosa Fuentes

viernes 25, junio 2021 • 4:15 am

Compartir

La construcción de 17 kilómetros de carretera entre los municipios de Quelepa y San Miguel significa una tala de árboles estimada en 1,400 sin embargo la proyección podría cambiar, según el síndico de la alcaldía municipal de Quelepa, Francisco Orellana.

“La idea es que se talen los árboles, pero ya tenemos un plan de reforestación para recuperar lo talado, este proyecto es de gobierno, es necesario porque será un tramo de carretera importante”, declaró Orellana.

Lo anterior es una situación que preocupa a los ciudadanos y que ya es del conocimiento del juez de medio ambiente, de hecho, han recibido más de diez denuncias por la tala de árboles sobre carretera panamericana, donde se construye el Periférico Gerardo Barrios.

“He ordenado una inspección y a las instituciones correspondientes verificar si han brindado los permisos respectivos, sé que es un proyecto de gobierno y están más que obligados a cumplir la ley”, sostuvo Elí Díaz, juez de medio ambiente.

Las comunas de Quelepa y San Miguel deberán realizar obras de mitigación de manera urgente porque se trata de talar el único pulmón que posee la ciudad de San Miguel; este fue un pequeño bosque plantado por el ya fallecido exgobernador Jorge Medrano, quien consideró urgente que la ciudad contara con un pulmón, debido a la grave deforestación que desde hace más de dos décadas tenia la Perla Oriental.

"La situación es grave pero es necesario el desarrollo, sin embargo el gobierno debe pensar en una solución ante la grave situación de deforestación que tiene la ciudad" dijo Judith Fuentes, habitante del sector.


El representante de la comuna de Quelepa aseguró que el Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES) así como OIKOS, se han puesto a la disposición para ejecutar los proyectos de reparación y recuperación de los daños, además la ley ordena que las empresas paguen una compensación por daños y ese fondo puede ser utilizado por los alcaldes para ejecutar los proyectos de salvar el medio ambiente.