Nacionales

Suspenden juicio de exfiscal Luis Martínez por quebranto de salud de jueza El Tribunal Tercero de Sentencia todavía no da nueva fecha para reanudar el juicio.

Jaime López

jueves 24, septiembre 2020 • 5:30 pm

Compartir

El juicio contra el exfiscal general, Luis Martínez, y el exdirector de la Defensa de Intereses de la Sociedad de la Fiscalía General de la República (FGR), Julio Alberto Arriaza González y el abogado Héctor Francisco Grimaldi Membreño fue suspendido este jueves por quebranto de salud de la jueza del Tribunal Tercero de Sentencia.

Ayer fiscales, acusadores particulares y defensores acudieron a la sala de audiencia, pero se encontraron que la jueza tuvo que ir a la clínica a pasar consulta por un problema de salud que no fue detallado.

El tribunal se comprometió que en los siguientes días notificará a las partes la fecha de reanudación del juicio.

25Días Duraría el juicio contra el exfiscal, Luis Martínez, según programación del Tribunal.

Para este jueves, estaba programada la participación de la Fiscalía General de la República para responder a una serie de objeciones que el exfiscal Luis Martínez y Arriaza González expresaron en cuanto a la validez de las pruebas, como los audios de las escuchas tras la intervención de sus celulares.

Ambos trataron de desvirtuar las pruebas con las que Fiscalía busca que sean condenados por actuaciones o documentos secretos por empleado oficial, actos arbitrarios y fraude procesal.


Arriaza afirmó que la Fiscalía estaba procesándolos con copias editadas y transcripciones de audios de las escuchas telefónicas porque los originales debieron ser destruidos, seis meses después de haber sido útil, al tiempo que se quejó de que las mismas no guardaron la cadena de custodia, ya que varias personas aseguran haberlos escuchado.

Por su parte, el exfiscal Luis Martínez  afirmó que la prisión preventiva  para él había sido más que una condena, pues era procesado “solo por obsesión, por placer de venganza encubierta y odio oculto”, con presunciones imprecisas e impertinentes de la Fiscalía.

Martínez se quejó que tras su captura le decomisaron su celular y su computadora personal con la autorización del Juzgado Octavo de Instrucción vaciaron toda la información, sus documentos, fotografías y todo el registro de llamadas personales, sin darle la oportunidad de controvertir hechos que la Fiscalía formuló en su contra.