Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel donde se llevó a cabo la audiencia de imposición de medidas cautelares en contra de 29 miembros acusados de integrar un grupo de exterminio

Nacionales

Supuesto grupo de exterminio enviado a prisión provisional El proceso tiene reserva total para salvaguardar la seguridad de los parientes de los imputados.

Rosa Fuentes

miércoles 23, diciembre 2020 • 7:56 pm

Compartir

Los integrantes de una banda ligada a grupos de exterminio fueron enviados a prisión provisional luego de finalizar la audiencia de imposición de medidas cautelares que se desarrolló en el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel.

El juez del caso decretó instrucción formal con detención en contra de 26 imputados y concedió medidas especiales a tres de los procesados, uno por padecer una enfermedad crónica y dos mujeres por tener hijos menores de edad que necesitan cuido.

Según la Fiscalía General de la República esta banda pasó de ser un  grupo de exterminio que mataba, sobre todo, a miembros de pandilla a realizar otros tipos de actividades delictivas.

Desde hace siete años, la banda recibía ayuda financiera del extranjero y obtenían de la Policía información sensible que le permitía operar, agregó el fiscal.

El grupo era reconocido como "El Diablo de Cordoncillo" el cual operaba en los  municipios de San Alejo, Yayantique y La Unión, y era liderado por Efraín Gutiérrez, alias “Payín”, en la banda también está involucrado el agente de la Policía Nacional Civil (PNC) José Nathaly Moreira Romero, destacado en la base rural del cantón Sirama del departamento de La Unión, detalló la Fiscalía. 


Los imputados fueron enviados a prisión preventiva por tres homicidios agravados consumados, 13 casos de proposición y conspiración en el delito de homicidio, un homicidio agravado tentado y organizaciones terroristas.

Entre los crímenes que la FGR, le atribuye al grupo criminal están el de Rudy Geovany Guembes, de 34 años de edad, ocurrido en el mes de abril del año 2018. La víctima fue intersectada cuando se conducía a bordo de su vehículo y asesinado de múltiples disparos.

Otras de las víctimas era un ciudadano nicaragüense asesinado en el mes de octubre, en el barrio Gaspar de San Alejo. El occiso se encontraba en un taller de reparación de motocicletas, hasta donde llegaron varios de los imputados y le dispararon causándole la muerte de inmediato.

Los integrantes de la banda de exterminio fueron capturados  el pasado 20 de diciembre mediante un operativo realizado por la PNC y la FGR en la ciudad portuaria de La Unión.

La Fiscalía General de la República indicó que los sicarios ya tenían planificado el asesinato de 25 personas que iban a ejecutar a finales de este año en los municipios de San Alejo y Yayantique.