El joven taekwondista muestra sus trofeos obtenidos en competencias nacionales e internacionales. / Cortesía

Deportes

Sueño olímpico a los 9 años

Marcela Landaverde

jueves 23, mayo 2019 • 12:00 am

Compartir

Diego Ernesto Hernández Mendoza, de nueve años de edad, practicante de taekwondo en la Academia Escorpiones, sueña con brindar a El Salvador la primera medalla de esta modalidad en Juegos Olímpicos. Con tres años y medio de entreno y cinturón verde tiene claros sus objetivos: ser taekwon­doísta élite y ganar los juegos olímpicos.

Desde sus inicios en el deporte ha demostrado su talento y competido en eventos privados y nacionales. Torneos en los que se ha coronado como campeón infantil en sus categorías.

“Al inicio pensamos que era una distracción, luego vimos que realmente le gustaba, él estaba impaciente por hacer combates, por ir a torneos, a él no le importaba si no podía mucho, él quería ir. Al primer torneo que fue tenía como tres meses de entreno, nosotros dijimos que pase lo que tenga que pasar, ahí que se desengañe si ya está listo o no, fue y ganó”, comenta Melvin Hernández, papá del atleta.

Entre los logros de Diego, ha sido ganar todos los torneos federados y privados en categoría blancos – amarillos, quedando como campeón absoluto en 6 – 7 y en su participación 8 – 9 años, finalizando la mayoría de sus peleas por superioridad, incluyendo 8 victorias por Knock Out.

Actualmente pelea en categorías verdes – azules, donde ya se coronó campeón de los torneos a los que ha asistido.

A su corta edad, Mendoza ha iniciado su trayectoria deportiva en eventos internacionales. Obtuvo medalla de oro en formas y combate en campeonato “Volando con el águila” Honduras 2017 y oro en combate y bronce en formas en el mismo evento 2018.


Acompañado por sus maestros y directores de Escorpiones, Javier Santos y Marcela Landaverde, Diego participó junto a cuatro atletas más en un campamento de alto rendimiento infantil, junto a la selección de Nuevo León, México, en el 2018, mismo evento al que asistirá este año.

“Me gusta el taekwondo porque aprendo a defenderme, es muy divertido, sé que si entreno fuerte voy a sobresalir. Quiero llegar a los juegos olímpicos algún día, quiero participar y esforzarme al máximo para poder dar lo mejor de mí y ganar la medalla de oro”, menciona Diego, quien entrena seis días a la semana, para cumplir sus objetivos.

Como parte de sus triunfos, Diego fue galardonado como primer lugar 2018 de la academia Escorpiones. “Es bastante tiempo el que dedica, lo hace con mucho gusto y determinación, porque no es exigencia de nosotros, es un compromiso que él ha adquirido y viendo la seriedad e importancia que le da, es como nosotros lo apoyamos”, comenta Jeannethe Mendoza, madre del taekwondoísta.