En esta foto de archivo, se ve a los viajeros dentro de la estación del Metro Center durante la hora pico en Washington, DC, el 14 de febrero de 2020./AFP.

El Mundo

Sube a nueve el balance de muertes en EEUU por el nuevo coronavirus

AFP

martes 3, marzo 2020 • 3:12 pm

Compartir

El balance de muertos por el nuevo coronavirus en Estados Unidos subió a nueve, según los datos oficiales presentados por las autoridades este martes.

En el condado de King, que abarca a Seattle y está ubicado en el estado de Washington (oeste), se registraron hasta ahora ocho muertes, mientras que la otra se reportó en el vecino condado de Snohomish.

La mayoría de las muertes se produjeron entre residentes de un ancianato.

"La situación es muy dinámica a medida que respondemos agresivamente a este brote", dijo Jeff Duchin, oficial de Salud Pública en el condado de King, quien elevó el número de casos confirmados allí a 21.

Entre los fallecidos reportados este martes se incluyen un hombre en sus 50 y una mujer en sus 80, fallecidos el 26 de febrero, antes de que se declarara la emergencia por el virus.

Ambos eran residentes de LifeCare, el ancianato donde se reportaron otras muertes por este virus.


Susan Gregg, vocera del Centro Médico Harborview de Seattle, donde murió el hombre, dijo que exámenes mostraron que el fallecido estaba infectado con la enfermedad.

Indicó además que todo el equipo médico que lo atendió está siendo identificado.

"En coordinación con Salud Pública, hemos determinado que algunos miembros del personal de la unidad de cuidados intensivos donde estaba siendo tratado pudieron haber sido expuestos" al virus, señaló.

Entre los siete nuevos casos reportados, destacan otros dos residentes de LifeCare, una trabajadora, el familiar de un enfermo, un visitante del ancianato y dos jóvenes en sus 20 cuya exposición al virus es desconocida.

En todo el país, hay más de 100 casos confirmados.

Los funcionarios de salud se esfuerzan por contener la propagación del virus que surgió por primera vez en China y que hasta ahora ha matado a más de 3.000 personas en todo el mundo.