Paulita Pike escuchó de Romero en los años setentas. / Ó.M.

Nacionales

“Su legado nos puede ayudar en el país para llevarnos bien”

Redacción DEM

lunes 21, mayo 2018 • 12:02 am

Compartir

Paulita Pike, una de las romeristas que el viernes celebró el anuncio de la fecha de la canonización de Óscar Arnulfo Romero, en 1976, daba clases en el Externado San José cuando conoció a Romero. Sostiene que lo veía llegar al Socorro Jurídico.

“Siempre lo he tenido como un ejemplo de vida y el legado que él creó es lo que nos puede ayudar en el país para llevarnos bien, lograr la paz y poder entendernos, para sernos mejores personas”, dijo la norteamericana, que está por obtener su nacionalidad salvadoreña.

Ella sostiene que hoy es una ventaja poder hablar de Romero, ya que recuerda que en tiempos del conflicto bélico “era un peligro”.

Los jóvenes, según Pike, deben sentir júbilo e informarse sobre quién fue monseñor Óscar Romero porque recuerda que antes era un peligro hablar de Romero.

“Ahora ya se puede hablar libremente de monseñor, en aquel entonces, era un peligro hablar de monseñor, ahora lo tienen mucho más fácil y que tienen que sentirse tan felices y llenos de júbilo porque es nuestro primer santo salvadoreño, entonces por qué es tan importante”, dice.

Ella recuerda una frase de Jon Sobrino que la marcó: “Monseñor Romero siempre dijo la verdad y por eso lo aman, era el decidor de la verdad”.  El viernes, muchos feligreses esperaban, en oración, el anuncio en la cripta del beato Óscar Arnulfo Romero.