Cortesía.

Nacionales

Sindicalistas de ASTRAM bloquean calles para exigir cárcel contra Ernesto Muyshondt Los sindicalistas de ASTRAM volvieron a cerrar el tramo frente al Centro Judicial Isidro Menéndez, donde hoy enfrentará una nueva audiencia por apropiación indebida.

Gabriela Villarroel

lunes 14, junio 2021 • 8:49 am

Compartir

La Asociación de Trabajadores Municipales de San Salvador (ASTRAM), mantienen cerrado el tramo del bulevar Tutunichapa frente al Centro Judicial Isidro Menéndez, desde tempranas horas de este lunes, para exigir cárcel definitiva para el exalcalde capitalino, Ernesto Muyshondt.

Está previsto que Muyshondt se presente hoy a la audiencia inicial ante el Juzgado Tercero de Paz de San Salvador, por el delito de apropiación indebida de retenciones y percepciones tributarias, en perjuicio de la Hacienda Pública. Este es el tercer delito que la Fiscalía General de la República (FGR) imputa en su contra.

Las retenciones, según la FGR, son correspondientes al último semestre de 2020, supuestamente dejadas de pagar al Ministerio de Hacienda, por parte de la Dirección de Desechos Sólidos, la cual asciende a $275,000.

Además de Muyshondt también fue acusado por el delito de incumplimiento de deberes, al exrepresentante legal de la dirección de Desechos Sólidos, Francisco José Rivera Chacón y el extesorero de la alcaldía municipal, Fernando Heriberto Portillo Linares.


La investigación surge a través de un aviso presentado por la Dirección General de Impuestos Internos en donde expone que se realizó una fiscalización a la dirección municipal para la gestión de desechos sólidos, donde se estableció que había retenido renta por un monto total de $275, 145.31.

Este monto varía de acuerdo a los intereses y multas que establezca el Ministerio de Hacienda y hasta el viernes 11 de junio, la cifra ascendía a $571,258.12.

Muyshondt también enfrenta otro proceso por fraude electoral y asociaciones ilícitas. El pasado 4 de junio, el Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador le decretó arresto domiciliar y restricción migratoria, luego de una audiencia especial para la revisión de medidas cautelares en su contra.

Ese mismo día, sin embargo, fue arrestado por el delito de apropiación indebida de retenciones por $21,000 en el ejercicio fiscal de su empresa. Tuvo que pagar $50,600 y luego fue sobreseído definitivamente.

A la salida del tribunal el 8 de junio, un grupo de policías que lo esperaba le leyó una nueva orden de detención cuya acusación formal se hizo efectiva este viernes en el Juzgado Tercero de Paz.