Con camiones recolectores, los trabajadores de la comuna capitalina bloquearon las calles.

Nacionales

Sindicalistas causaron caos para entrar a la capital Algunas personas tuvieron que caminar varios kilómetros para llegar a sus lugares de destino.

Jaqueline Villeda

jueves 29, abril 2021 • 4:45 am

Compartir

Un ambiente silencioso y en penumbras era el que acompañaba a decenas de salvadoreños cuando salían hacia sus trabajos ayer 28 de abril a las 4:30 de la mañana, algunos incluso desde las 3:30 de la mañana, temiendo un inminente cierre de calles principales anunciado en forma de rumor un día antes, pero concretado finalmente la madrugada.

El tráfico en la carretera Troncal del Norte en el carril que de Apopa conduce a San Salvador, fluía con total normalidad, esto hasta el kilómetro 7, cuando un cola de vehículos alertaban, el cierre de la calle principal que conecta el departamento de Chalatenango con la capital.

“Él (Muyshondt) se ha apropiado de las prestaciones nuestras, no ha pagado banco, no ha pagado seguro, no ha pagado renta”. Reyna Chávez, directiva de ASTRAM

Poco a poco los buses se iban acercando al punto de cierre,  algunos buses optaron por retornar desde San Salvador hacia sus destinos de origen, como Aguilares o Apopa, siendo la opción más viable para pasajeros que se dirigían a comprar al Mercado la Tiendona, pues tenían “miedo de no tener cómo regresar”, o aquellos que habían perdido su compromiso por la misma tardanza.

Por su lado, los pasajeros que decidieron llegar a sus lugares finales fueron destinados a caminar desde el kilómetro 4, en Ciudad Delgado, en medio de automóviles que avanzaban de forma lenta, con miedo a ser asaltados o a sufrir un accidente.

El sindicato del Seguro Social (STISSS) también participó en los cierres de los empleados municipales.


Las piernas dolían y frente a una cola de decenas de salvadoreños destinados a caminar, otras personas que se encontraban paradas en el tráfico se unían volviendo masivo el movimiento.

Luego de un kilómetro y medio algunos transeúntes inconformes lamentaban que no se les haya regresado su pasaje, y que tenían que “ingeniárselas” para llegar a sus trabajos.

Cerca del kilómetro 3 de la Troncal del Norte, agentes de la Policía Nacional Civil y de la Policía de Tránsito apoyaban y daban vía para que los automóviles más pequeños cruzaran una zona residencial y se incorporarán nuevamente a otras vías, también se habilitó un carril que de San Salvador conduce a Apopa para dar paso, así como utilizar una gasolinera como camino alternativo.

Los salvadoreños caminaron hacia la capital para llegar a sus trabajos.

El motivo.

Miembros del Sindicato de Trabajadores Municipales de la Alcaldía de San Salvador (Astram) denunciaron la apropiación de prestaciones de empleados, el no pago de seguros, y del impuesto sobre la renta, así como bono de la pandemia, por parte del actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt.

“Él (Muyshondt) se ha apropiado de las prestaciones nuestras, no ha pagado banco, no ha pagado seguro, no ha pagado renta, nos debe fondo covid del año pasado y todavía los que estuvimos en la emergencia”, aseguró Reyna Chávez, directiva general de Astram.

El objetivo de Astram es ejercer presión para que el Fiscal General de la República se apoye en documentos y denuncias, que según Chávez, han presentado para que “ordene la captura contra Ernesto Muyshondt”. Anunciaron que después del 1 de mayo, las acciones seguirán, hasta lograr “que pague”.