Ayer, Protección Civil equipó los albergues previo a las evacuaciones en el cantón El Brazo de San Miguel. / Rosa Fuentes.

Nacionales

Siete familias evacuadas en Casamota por amenaza del río Grande Las familias viven en el caserío Casamota, cantón Cantora, y fueron llevadas al centro escolar del cantón El Brazo, en San Miguel.

Rosa Fuentes

jueves 5, noviembre 2020 • 7:51 am

Compartir

Las autoridades de Protección Civil Municipal evacuaron preventivamente a siete familias en el caserío Casamota del cantón Cantora de San Miguel, ante las amenazas del río Grande, por las lluvias provocadas por la ahora depresión tropical Eta.

"Ya se evacuó a familias de Pasaquina y Cantora que viven en riesgo, es de manera preventiva. Se les ha pedido a las familias que colaboren y así lo están haciendo de manera voluntaria, para salvaguardar sus vidas". William Hernández, director de Protección Civil.

Sin olvidar la emergencia por la pandemia, el Ministerio de Salud realiza una supervisión en cada albergue para que se cumplan los protocolos de bioseguridad y prevenir un brote de coronavirus entre las familias que permanecerán en los refugios.

"Estamos recomendando y verificando que se cumpla el distanciamiento y que las familias tengan lo básico para permanecer resguardados, además se facilitará un equipo médico para cuidar de su salud mientras permanezcan albergados". Vanesa de Calderón, directora de la Región Oriental de Salud.

Coordinación

Los alcaldes cuentan con apoyo económico para habilitar los albergues en las zonas de alta peligrosidad y garantizar que las familias estarán seguras y recibiendo alimentación y atención médica.

"Gracias a Dios se está coordinando bien y está funcionando el trabajo en equipo, la comuna ya proporcionó alimentos y colchonetas, la Fuerza Armada está trasladando las familias, la Policía Nacional Civil está dando seguridad en los albergues y pendientes de las áreas de riesgo en conjunto con los soldados". Manuel de Jesús Pérez, coordinador de Protección Civil de Cantora, en San Miguel.


Son 142 familias  las que podrían ser evacuadas en San Miguel y provienen de los caseríos de Casamota, Las Flores y El Garrote, todos del cantón Cantora.

Anoche, el alcalde Miguel Pereira visitó el albergue en el cantón El Brazo. / Cortesía.

Mientras que las familias del cantón Santa Fidelia serán llevadas a un albergue habilitado en el Centro Escolar de El Delirio, porque son 130 familias que ubicarán aparte, por la cantidad de personas.

"Gracias a Dios ya estamos listos para permanecer en los albergues resguardando nuestras vidas, el río Grande de San Miguel ya comenzó a llenar por las repuntas que bajan desde Morazán, por eso hemos decidido  evacuar y evitar la llegada de la noche que dificulta los traslados". Daniel Moreira, responsable de Protección Civil del caserío de Casamota.

Ayer, en horas de la tarde, las lluvias comenzaron en la zona oriental y los niveles del río Grande de San Miguel empezaron a subir y se irá incrementando con la acumulación del paso de Eta y las repuntas que bajan de las zonas altas montañosas.

Más albergues

En oriente, Protección Civil también activó tres albergues más en La Unión: en Pasaquina, Nueva Esparta y San Alejo, y hasta anoche se conocían de 12 familias evacuadas en el cantón Peñas Blancas de Pasaquina.