Un 16 por ciento de salvadoreños que residen en los municipios de Mejicanos, San Salvador y Santa Tecla presentó alguna queja o se organizó para firmar peticiones, ante algún problema encontrado en su comunidad o que le afectaba, de acuerdo al informe de calidad de vida de El Salvador Cómo Vamos.

Cómo vamos

Siete de diez no realizaron acciones ante problemas de su ciudad

Yolanda Magaña

lunes 22, julio 2019 • 12:02 am

Compartir

Un 16 por ciento de salvadoreños que residen en los municipios de Mejicanos, San Salvador y Santa Tecla presentó alguna queja o se organizó para firmar peticiones, ante algún problema encontrado en su comunidad o que le afectaba, de acuerdo al informe de calidad de vida de El Salvador Cómo Vamos.

Además, muy pocos están interesados en participar de la política: 61 % no está interesado, el 11 % está poco interesado; un 8 % está muy interesado y un 6 %, algo. El informe plantea que la falta de interés limita la posibilidad de que la ciudadanía ejerza una función de contraloría social.

Este fue el resultado de encuestas realizadas por separado en cada municipio, 1,242 personas de San Salvador, 1,204 de Santa Tecla y 827 de Mejicanos, con márgenes de error del 2.8 % para los primeros dos municipios y 3.5 % para Mejicanos, y un margen de confianza del 95 %.

Distintas proporciones de ciudadanos están insatisfechos con servicios o situaciones específicas de cada municipio: falta de espacios  públicos, ineficiente servicio de agua potable o recolección de basura, inseguridad, bajo ingreso o falta de empleo, ruido, transporte, contaminación, entre otros.

El estudio indagó qué acciones tomó el ciudadano para resolver un problema que le afectaba a él o a su comunidad. Un 3 % participó como voluntario; un 3 % usó las redes sociales, un 4 % recolectó fondos o donó. La inacción es más alta en las mujeres de San Salvador (76 %) y menor en los hombres de San Salvador (66 %).

Sin embargo, el interés ciudadano en la toma de decisiones de las autoridades es mucho mayor. El interés en las decisiones de la alcaldía de su municipio alcanza el 48 % y, en la toma de decisiones del Gobierno central, un 47 %.