Los programas de prevención de violencia y líneas de atención infantil han sido afectados por la pandemia. / DEM

Nacionales

Servicios de protección de infancia han sido interrumpidos por covid Actualmente Unicef está ayudando a gobiernos con productos sanitarios para que se continúe la atención de los niños.

Roxana Lemus

miércoles 19, agosto 2020 • 12:03 am

Compartir

Un estudio realizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advierte que la pandemia de covid-19 ha interrumpido los servicios de prevención y respuesta a la violencia en más de un centenar de países, donde los niños están expuestos a explotación y abusos.

De acuerdo con el estudio, 104 países (de los 136 que respondieron) notificaron una interrupción de los servicios relacionados con la violencia contra niños.

“Estamos empezando a ser realmente conscientes del daño que están sufriendo los niños, que se han visto más expuestos a la violencia durante los aislamientos debidos a la pandemia”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef.

Según Fore, “el cierre de las escuelas y las restricciones a los desplazamientos han obligado a algunos niños a quedarse encerrados en casa con sus agresores”.

El estudio señala que cerca de dos terceras partes de los países (incluidos Sudáfrica, Pakistán, Malasia y Nigeria) informaron que al menos un servicio había resultado gravemente afectado. A nivel internacional, los países  que denunciaron mayor proporción de interrupción en los servicios son de Asia meridional, Europa oriental y Asia central.

También se considera que los programas de prevención de la violencia, el acceso de los niños a las autoridades de bienestar infantil y líneas de asistencia se han visto afectados por la pandemia.


“Demasiados niños dependen de los sistemas de protección de la infancia para estar a salvo. En momentos de crisis, los gobiernos deben tomar medidas inmediatas y a largo plazo que protejan a los niños de la violencia”, recomendó Fore.

Actualmente, la Unicef está ayudando a gobiernos y organizaciones asociadas a mantener y adaptar los servicios fundamentales y de prevención y respuesta para niños afectados por la violencia durante la pandemia. En algunos lugares, como Bangladesh, por ejemplo, la Unicef ha distribuido productos sanitarios para que trabajadores sociales puedan ayudar a niños que viven en la calle, barrios marginales y zonas de difícil acceso.