La conferencia de Bukele duró casi dos horas. Criticó a los magistrados de la Sala de lo Constitucional y a los diputados de la Asamblea Legislativa. / CAPRES

Política

Señalan grave irrespeto del presidente Bukele a la Sala Pidieron que la Fiscalía General de la República investigue a los funcionarios que hacen apología del delito al retomar supuestas expresiones de violencia.

Gerson Chávez

martes 11, agosto 2020 • 12:01 am

Compartir

La frase del presidente Nayib Bukele de un escenario hipotético en el que el mandatario fuera un dictador, cuando hacía referencia a la Sala de lo Constitucional, generó diferentes reacciones  polémicas entre diputados y abogados.

“Pero, bien, los dictadores somos nosotros y hay un grupito que se toma ese juguito (sic). Y sí: ‘Bukele, dictador, Bukele, dictador [gesticula tecleo con las manos]. Dictador, los hubiera fusilado a todos o algo así, si fuera un dictador, salvar mil vidas a cambio e (sic) cinco. Pero no, no soy dictador. Es más, ellos son los dictadores que nos quitan los poderes que por Constitución y por ley tenemos”, exclamó Bukele en cadena nacional el domingo 9 de agosto.

Los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional aparecieron en una fotografía tuiteada minutos después por Henry Flores, candidato a alcalde de Santa Tecla de Nuevas Ideas, quien citó la polémica frase.

El Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional (IIDC) invitó a la sociedad salvadoreña a que “lejos de normalizar o banalizar tales declaraciones, reflexione sobre la gravedad que supone ese discurso de odio y la amenaza que representa para los magistrados del tribunal constitucional”.

Para el abogado de Acción Ciudadana, Eduardo Escobar, las declaraciones sobre el fusilamiento no fue una “amenaza directa y clara contra los magistrados” pero dijo que “pueden despertar acciones de sus fanáticos que puedan poner en riesgo la integridad de los magistrados” y generar desórdenes en el edificio de la Corte Suprema.

Para el director de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Javier Castro, las declaraciones “muestran un gravísimo irrespeto al sistema de división de poderes y a la independencia judicial del tribunal que es el máximo intérprete de la Constitución”.


En la cadena, Bukele tildó de “espuria” la sentencia de la Sala de lo Constitucional que declaró ilegal el decreto ejecutivo del plan de reapertura económica y descalificó a los cinco magistrados de la Sala.

El subjefe de fracción de Arena, Julio Fabián, opinó que Bukele utilizó casi las dos horas de la cadena nacional para “tirar veneno” y poner a la población en contra de la Asamblea Legislativa.

Según el diputado Mauricio Vargas, del mismo partido, Bukele utilizó la cadena para continuar con el “desgaste” contra la Asamblea y la Corte Suprema de Justicia con el fin de enrrumbar el Gobierno hacia el “autoritarismo”.

La diputada Cristina Cornejo, del FMLN, planteó que Bukele incentivó el “odio, incertidumbre y división” y cuestionó que funcionarios del Gobierno Central hayan replicado expresiones de violencia. Cornejo pidió que el fiscal general investigue. Para el diputado Guillermo Gallegos, del partido Gana, es importante que el Presidente haya dicho que acatará la resolución de la Sala de lo Constitucional.