Deportes

“Selecta playera” hace visita solidaria a Rubén Batres tras recibir la vacuna anticovid La selección nacional de fútbol playa adjudicó la primera dosis previo a su viaje a Rusia para disputar su quinto mundial en la historia.

Omar Gutiérrez

miércoles 9, junio 2021 • 2:07 pm

Compartir

La “selecta playera” llegó este día a las instalaciones del Megacentro de vacunación ubicado en el Hospital de El Salvador para obtener el beneficio de la primera dosis de la inyección contra el covid-19 con el objetivo de viajar inmunizados hacia Rusia donde disputará su quinta copa del mundo de esa modalidad del 19 al 29 de agosto.

De acuerdo a la cuenta de twitter de la “Secretaria de prensa de la presidencia”, los jugadores de fútbol playa “cumplieron con todos los pasos para la aplicación de esta dosis anti-COVID-19. Además conocieron detalles sobre los beneficios del fármaco”.

El Salvador obtuvo la clasificación al mundial Rusia 2021 el pasado 22 de mayo tras haber vencido a Guatemala por 6-2, luego alcanzó su segundo título del certamen al derrotar por 6-4 a Estados Unidos en la final del premundial de Costa Rica, siendo la mejor selección en cuanto a números, ya que terminó invicta, como la más goleadora con 50 tantos y distinguida individualmente a través de Frank Velásquez, Eliodoro Portillo y Rubén Batres.

Acto seguido, la delegación de fútbol playa que acudió al hospital El Salvador se trasladó al hotel del Instituto Nacional de los Deportes (Indes) para hacer una visita solidaria al pívot nacional, Rubén Batres, quien se encuentra en proceso de recuperación tras una operación realizada la semana pasada.

Batres fue intervenido quirúrgicamente por el neurocirujano nacional, Hugo Mora, el pasado martes en el Hospital Rosales para corregir una espondilolistesis L4 L5 y un pinzamiento discal L4 y L5 que sufrió en el premundial Costa Rica 2021 donde El Salvador obtuvo su pase al mundial Rusia 2021.


Bukele había manifestado que Batres jugó el torneo lesionado, por lo cual, era urgente someterse a una operación, ya que el pívot nacional tenía “una vértebra que se ha deslizado de su lugar normal. Si Rubén no se opera, es casi imposible que juegue el mundial porque el dolor ya es insoportable y el daño puede ser peor”.

Ese mismo día, el playero mundialista fue dado de alta y el especialista que lo operó manifestó que, “Se logró el objetivo que era estabilizar la columna y el dia de ayer con el apoyo de la fisioterapeuta del servicio de neurocirugía se comenzó el primer paso que era ponerlo de pie y que diera sus primeros pasos. El control del dolor ha sido bastante  satisfactorio y la herida está evolucionando bien”.